4 empresas se asocian con Caja de Burgos para expandirse

G. Arce
-

La Fundación, a través de su programa Crecer, inyecta un presupuesto de 517.000 euros para impulsar los proyectos de la Asociación Síndrome Down, Embutidos Cardeña, Ficosterra e Image Burgos

Ficosterra - Foto: Luis López Araico

La gestión empresarial de una asociación de discapacitados, el desarrollo de nuevos alimentos saludables, la consolidación de una empresa biotecnológica o la internacionalización del merchandising  de diseño local son algunas de las líneas que se impulsarán durante la quinta edición del programa Crecer de Caja de Burgos, para el que la Fundación ha presupuestado 517.000 euros en medidas de apoyo y asesoramiento. Participarán cuatro pymes locales -la Asociación Síndrome Down, Embutidos de Cardeña, Ficosterra e Imagen Burgos- que en próximos días empezarán los trabajos con los expertos para cumplir los planes estratégicos que se han planteado.

Con estas pymes ya son once (Julcar, Carretillas Marcos, Tecemec, Semcal, Maderas García Varona, DGH y Galletas Coral) las que han participado en el programa, impulsado por Caja de Burgos dentro de su plan estratégico para apoyar a pequeñas y medianas empresas con potencial de crecimiento.

Crecer brinda apoyo económico y asesoramiento cualificado a aquellas pymes que están buscando caminos para expandirse, diversificar, ampliar mercados y producción o afrontar un cambio generacional en la dirección, entre otros retos. Así lo han planteado las participantes en esta iniciativa que, n su quinta edición, se consolida como referente para la pymes local.

Image Burgos
Image Burgos - Foto: Patricia González

"Los nuevos proyectos son muy distintos pero interesantes", resume Javier Cuasante, responsable de Programas de Emprendimiento de la Fundación. La Fundación asume el 70% del coste de la definición del plan estratégico, con una ayuda máxima de 25.000 euros (sin IVA) por este concepto. El 30% restante lo asume la empresa beneficiaria. Asimismo, se hace cargo de hasta el 100% del presupuesto de Implantación con un límite de 6.000 euros (sin IVA), y financiación adicional de hasta 200.000 euros a través de un préstamo participativo a aquellas empresas con mayor potencial. 


ASOCIACIÓN SÍNDROME DE DOWN BURGOS: ONG con criterios empresariales

Como novedad, el Proyecto Crecer de la Fundación Caja de Burgos incorpora por primera vez a una entidad sin ánimo de lucro, la Asociación Síndrome Down de Burgos, que busca desarrollar un plan estratégico para diseñar su futuro al igual que el de cualquier empresa. Para ello, explica su gerente, Luis Mayoral, contará con la colaboración de los expertos del Instituto Tecnológico de Castilla y León (ITCL). "Necesitamos un documento que nos guíe en lo que tenemos que hacer, que nos corrija las debilidades que tenemos y que relance o reoriente algunos servicios que necesitamos, especialmente en la atención temprana". Síndrome Down está ya trabajando en el desarrollo del documento que prevé tener acabado a finales de junio. El plan estratégico se sumará al sello de calidad que obtuvieron hace 15 años (la primera entidad de esta naturaleza que lo consiguió en España) y que fue renovado recientemente. Asimismo, se someten a una auditoría anual de cuentas, de calidad y de protección de datos. "Hace mucho tiempo que dejamos de ser un instrumento a la voluntad de los filántropos y nos gestionamos como una empresa", recuerda el gerente de esta Asociación, fundada hace 34 años. Un total de 73 familias reciben un servicio directo de la Asociación, a las que hay que sumar una veintena que recibe el servicio de atención temprana en el medio rural, cofinanciado por la Junta de Castilla y León. En total, unas cien familias. 
Actualmente 14 personas con síndrome de Down trabajan en empresas de los 30 que están formándose para incorporarse al mercado laboral.

Síndrome Down Burgos
Síndrome Down Burgos - Foto: Patricia González

 

EMBUTIDOS DE CARDEÑA: Reto del 2030

Embutidos de Cardeña acude a los servicios de Caja de Burgos para potenciar su proyecto de desarrollo de productos saludables. En 2030, Europa exigirá que el 30% de los alimentos que elabore la industria sean saludables y a ese reto se enfrenta Roberto da Silva. Empezaron con la patata para hacer tortilla, con la cebolla caramelizada con sus propios azúcares o con la alcachofa confitada en aceite de oliva. "Tenemos idea de crecer en este ámbito y ampliar la empresa con nuevas líneas saludables". El empleo actual, 10 trabajadores, crecerá un 30%. En ello están.

Roberto da Silva, de Embutidos de Cardeña
Roberto da Silva, de Embutidos de Cardeña - Foto: Patricia González

 

IMAGE BURGOS: A la conquista de Europa 
Image Burgos es una empresa local dedicada a la venta de regalos promocionales y merchandising con 28 años de trayectoria. Su logo es un referente en el patrocinio del deporte local. Su historia está marcada por la irrupción del comercio electrónico. En 2013 dio el salto a la red, que hoy acapara el 85% de su negocio y que ha supuesto una revolución en el concepto de esta empresa creada por José María Pérez. "Nos hemos situado entre los mayores vendedores de España y necesitábamos dar el paso a Europa".

Para ello han recurrido a la Fundación Caja de Burgos y se han incorporado a su Programa Crecer, con el objetivo de desembarcar en Francia, primero, y posteriormente en Italia, Alemania y Bélgica, entre otros mercados. Actualmente, están trabajando en una nueva plataforma digital, única en el mercado, que irá acompañada con la ampliación de las instalaciones físicas y un aumento de plantilla hasta la veintena de trabajadores, muy lejos de los 4 que eran en 2013. Cuatro nuevos empleos se crearán cuando arranque la nueva plataforma de ventas, acción prevista para el mes de septiembre. Image Burgos cambiará de sede (actualmente en la calle Hermanas Mirabal) y se ubicará en una nave de 1.350 metros cuadrados en el polígono de Gamonal (complejo Sanzucar). Más clientela exigirá más espacio y más personal.
"Hemos hecho estudios de mercado y de consultoría y hemos certificado que somos competitivos de cara al exterior, lo que avala también nuestro ritmo de crecimiento", señala José María Pérez, gerente de la firma.

 

FICOSTERRA: Algas agrarias

Ficosterra acaba de recibir el premio internacional Quality Innovation Award en la categoría de microempresas y startup. Es una firma biotecnológica con gran proyección nacida en el seno de Hispanagar, industria pionera en Burgos. Su producto son abonos y biofertilizantes elaborados con algas y microorganismos y enfocados a la regeneración de los suelos y la optimización de los recursos agrícolas. Su sede está en Villalonquéjar y desde febrero está trabajando con los expertos de la Fundación Caja de Burgos para expandir su negocio e ir ganado cuota de mercado.
La startup más prometedora busca convertir los premios internacionales en negocio.