Dos ejes ciclistas para ir al HUBU y al centro

H.J.
-

Uno comunicaría Gamonal con el Cid a lo largo de la calle Vitoria y el otro conectaría la zona sur con el Hospital pero se necesita habilitar presupuesto

Las bicicletas, cuyo uso se espera creciente en detrimento del transporte público, podrían circular más seguras. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

La crisis del coronavirus está obligando a acelerar la toma de decisiones en la administración, también en materia de movilidad, porque la pandemia y sus consecuencias no entienden de maduración de ideas ni de la pesada burocracia administrativa. Por eso el Ayuntamiento de Burgos está decidido a acelerar la puesta en marcha de dos ejes ciclistas que permitan cruzar la ciudad, uno de ellos en dirección al HUBU y el otro entre Gamonal y el centro. 
En circunstancias normales, tal y como venía sucediendo a lo largo de los últimos años, la implantación de las llamadas ciclocalles y ciclocarriles podría seguir eternizándose, pero ahora que la «nueva normalidad» cambiará previsiblemente los hábitos de desplazamiento es necesario habilitar más espacios para las bicicletas ante el previsible hundimiento del uso del transporte público.Por lo menos mientras el virus siga muy presente entre nosotros.
De ahí que el Consistorio capitalino se haya planteado cómo poner en marcha estas conexiones. Una de ellas discurriría a lo largo de toda la calle Vitoria hasta desembocar en la plaza del Cid y la otra partiría de la calle San Pablo para cruzar el río hacia la calle Santander, Avenida del Cid, glorieta Luis Borges y calle Pozanos.
Así lo explica el concejal de Vías Públicas, Adolfo Díez, que ayer participó junto al alcalde y el concejal de Movilidad, Josué Temiño, en una reunión virtual con los colectivos ciclistas. Precisamente Burgos con Bici había planteado estos dos ejes como algo fundamental para garantizar la seguridad de los vehículos de dos ruedas en la calzada, pero para ello deberían estar señalizados correctamente, tanto de forma vertical como horizontal.
Y ahí residen las dificultades. Explica Díez que «para la señalización necesitamos recursos y la contratación está difícil, porque durante el Estado de Alarma tendríamos que recurrir a los contratos menores y el importe que necesitamos excede de su límite».
Por eso, el objetivo de los responsables municipales es habilitar de alguna forma contratos de emergencias vinculados a las medidas de lucha contra la COVID-19, aunque para ello «los técnicos deberán aclarar cómo tenemos que hacerlo».
El secretario de Burgos con Bici, Pedro Mediavilla, celebró «la buena voluntad» del equipo de Gobierno aunque no haya todavía un compromiso en firme» y reclamó que las soluciones que se implanten «no sean provisionales» sino que perduren tras la pandemia.