Cuenta atrás en la Catedral

I.L.H.
-

La Seo se prepara para celebrar el culto a partir del 11 de mayo y las visitas, desde el 8 de junio. Para el turismo sustituirán las audioguías por aplicaciones móviles y colocarán mamparas en la tienda

Cuenta atrás en la Catedral - Foto: Alberto Rodrigo

GALERÍA

Cuenta atrás en la Catedral

El silencio que se escucha en la Catedral vacía modifica su acústica y nos devuelve una imagen triste y a la vez soberbia. ¡Hasta mi voz es otra cuando la escucho después en la grabadora! Sigue impresionando pero como monumento, porque las miradas sorprendidas de los turistas o los rezos de los fieles llevan mes y medio apagados. Y ese silencio es lo que potencia otros sonidos: los cuartos del Papamoscas suenan tan fuertes que tapan nuestra conversación, que ahora resuena con demasiado eco.
La Catedral está vacía pero no sola. Algunos miembros del Cabildo la recorren de vez en cuando para comprobar que todo está en orden y las obras continúan en la girola y el coro de la nave central aprovechando que su presencia no incomoda a los turistas. De hecho, sorprende ver elementos de los andamios repartidos por el pasillo que rodea la nave central o las sillas acumuladas en el claustro. Resulta extraño también el plástico que protege los asientos de la capilla de Santa Tecla y ver vacías las cabinas de los trabajadores que atienden a los visitantes.
«Cuando entro estos días la primera sensación que tengo es la de tristeza. Pero enseguida pienso que es un paréntesis y que está cerca el final», comenta Félix Castro. «Ver vacía la zona de culto impresiona. Y tropezarte solo con el personal de limpieza o con los de las obras en el resto del templo te hace recordar cómo ha cambiado todo en un mes», añade Juan Alvarez Quevedo. Los dos recorren de vez en cuando el templo y ayer lo hicieron con nosotros, para comprobar cómo está y se prepara la Catedral para la desescalada.
El templo gótico es iglesia, monumento y a la vez un símbolo y verlo vacía por dentro describe lo inusual de estos tiempos, al igual que recuperar su pulso -aunque sea a un treinta por cierto- nos irá anunciado que el futuro es otro pero ya ha llegado. El Cabildo junto al arzobispado y la Conferencia Episcopal se preparan para celebrar el culto a partir del 11 de mayo (si todo va bien) y a los turistas un poco más tarde.
planes para mañana. Las celebraciones al culto están permitidas en la fase 1, que en la provincia se presume para dentro de diez días. La diócesis, teniendo en cuanta las recomendaciones de la Conferencia Episcopal, retomará la actividad con una misa de difuntos el 11 de mayo a las 12 horas y presidida por el arzobispo. Será en la capilla de Santa Tecla y con un tercio de ocupación (al resto de parroquias se les invita a hacer lo mismo). Apartir de ese día se abrirá Santa Tecla para el culto a diario, y dependiendo de la asistencia se establecerán más o menos misas. Antes de que eso ocurra se procederá a una desinfección del templo gótico -y de cada parroquia-. Cuando entre en vigor la segunda fase (25 de mayo)se podrá contar con un 50% del aforo.
En cuanto al turismo, aunque la apertura de monumentos entraría en la segunda fase, desde la Conferencia Episcopal lo dejan para la tercera, pensada en un principio para el 8 de junio. En esas primeras semanas de Catedral abierta al turismo solo podrían acudir visitantes locales, ya que la movilidad se reduce a la provincia, y sería con un 30% del aforo. «Con esa limitación podrían recorrer la Catedral 150 personas al mismo tiempo porque tiene una capacidad muy amplia. Si tardan una hora, podríamos contabilizar 150 visitas cada 60 minutos», detalla Juan Álvarez Quevedo, delegado de Patrimonio.
Para entonces deberán adoptar una serie de medidas de seguridad en las que en estos momentos trabajan. La primera tiene que ver con las audioguías, que ya retiraron antes de que se cerrara el templo por razones de contacto. La idea del Cabildo es contar con una aplicación móvil que permita bajar al teléfono las explicaciones sobre el templo, quizá accediendo al código QR que señala cada capilla o de manera independiente.
«Estamos planificando el futuro e intentando dar respuestas a todas las nuevas cuestiones que se nos plantean», añade Félix Castro. Entre ellas está también la colocación de mamparas en la zona de la tienda y venta de entradas, la distancia de seguridad entre los que accedan, geles hidroalcohólicos en el templo, etc.