Austria da 'luz verde' al inicio del mundial

Agencias
-

El circuito de Spielberg acogerá el 5 y el 12 de julio, y a puerta cerrada, las dos primeras carreras del campeonato, que tendrán estrictas medidas de higiene y controles sanitarios

El trazado Red Bull Ring tiene el aeropuerto al lado y no está muy cerca de una ciudad.

El Gobierno de Austria aprobó ayer los planes del circuito de Spielberg de acoger el 5 y el 12 de julio las dos primeras carreras del Mundial de Fórmula Uno. De esta forma comenzará el campeonato de 2020, previsto para arrancar en marzo, y que la pandemia del coronavirus ha obligado a compactar y reducir el número de grandes premios.
«El organizador ha presentado un protocolo que se basa en los requisitos especiales del gran premio de Fórmula Uno y las medidas de protección necesarias contra la propagación del COVID-19», enfatizó el ministro de Salud, Rudolf Anschober.
Las carreras se pueden disputar ya que no serán un evento de masas, por la medida instaurada de puerta cerrada para la afición. «No debe considerarse como un evento, sino como una instalación deportiva. Los equipos pueden ingresar a las instalaciones para ejercer su profesión», añadió como justificación legal.
El Mundial 2020 de Fórmula 1 no llegó a arrancar a mediados de marzo como estaba previsto en Australia, por culpa de la pandemia que ya se extendía de manera trágica. Pendiente de su evolución, el presidente del campeonato, Chase Carey, anunció a finales de abril la intención de que la temporada se disputara entre 15 y 18 carreras, con inicio en Austria. «Se ajusta muy bien a eso. Tiene un aeropuerto justo al lado del circuito, al que las personas pueden llegar. No está demasiado cerca tampoco de una ciudad», precisó.
El Red Bull Ring austríaco logró el visto bueno del Ejecutivo para encender el semáforo verde del Mundial el 5 de julio y celebrar una segunda carrera consecutiva el día 12. El visto bueno de las autoridades dependía de una propuesta detallada por parte de los organizadores sobre cómo se iba a celebrar la competición minimizando las posibilidades de contagio.
«El proyecto cumple los requisitos para prevenir la propagación del coronavirus después de una revisión detallada por parte de los expertos», afirma el ministro. Entre esas medidas se prevén «estrictas medidas de higiene, pruebas periódicas y controles de salud para los equipos y todos los demás empleados» que participen en la organización de la competición.
A falta de que se haga oficial un calendario, el Gran Circo, y después de que la pandemia haya obligado a suspender las primeras 10 pruebas, el campeonato podría continuar en Budapest, mientras que Silverstone negocia celebrar dos pruebas