FAE reclama ayudas «específicas» a la industria

L.M.
-

La patronal burgalesa urge al Ayuntamiento que trate de mantener «intacto» el potencial productivo con medidas adaptadas a la particularidad de Burgos. La transformación digital, clave en la recuperación

La industria cumplirá este lunes tres semanas desde que terminase la hibernación a la que se sometió durante 15 días. - Foto: Luis López Araico

Ayuntamiento de Burgos y la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos se reunieron ayer vía telemática para abordar la situación de la economía local y las previsiones que se tiene desde la patronal de cara al futuro más próximo.El alcalde, Daniel de la Rosa, junto con el concejal LevíMoreno, mostraron su preocupación por uno de los principales activos delPIBprovincial, la industria, y que da trabajo a miles de burgaleses, mientras que el presidente de FAE, Miguel Ángel Benavente, y la secretaria general de la entidad, Emiliana Molero, aprovecharon la ocasión para trasladarles alguna de las peticiones y demandas que les urgen sus socios. Entre las más destacada urge a la clase política y a la administración local a «estar atenta a las sensibilidades de los empresarios», que dan empleo y crean riqueza. «Hemos reclamado que, teniendo en cuenta que el potencial productivo burgalés está intacto a pesar de la crisis, y para mantener el crecimiento y los puestos de trabajo, se deben tomar medidas específicas, diferentes y adaptadas a nuestra particularidad de ciudad industrial», apunta EmilianaMolero.
Alguna de estas ideas van encaminadas a continuar siendo un lugar «atractivo» para atraer nuevas industrias complementarias, de carácter impositivos -supresión o moratoria-, en la venta de terrenos o facilitar las tramitaciones ante las administraciones públicas -Ayuntamiento oJunta- para la apertura de negocios. «Tenemos que seguir trabajando para seguir manteniendo nuestro PIB industrial.Es muy importante», indica. También ahondaron en el aspecto de la liquidez de las empresas, esencial para su supervivencia.En este sentido, y ante la avalancha de consultas que están teniendo en FAE con respecto a la convocatoria de ayudas impulsadas por elInstituto de Crédito Oficial, urgieron alConsistorio una simplificación de los informes requeridos para acceder a esta subvención con motivo de la COVID-19. «En empresas muy pequeñas o micropymes es un trámite muy costoso», lamenta Molero.
Por su parte, desde el Ayuntamiento el concejal de Industria, LevíMoreno, admite su preocupación por la situación en la que ha dejado la crisis del coronavirus a la mediana empresa, una vez que esta semana ya han conocido el panorama del comercio o la hostelería. «Igual las grandes firmas no van a sufrir tanto, pero las auxiliares a ellas quizás soporten un efecto acordeón», apunta Moreno, que recordó la importante aportación presupuestaria que ha dispuesto la ciudad para hacer frente a la crisis.
automoción. Aunque si uno echa un vistazo a las compañías que operan en el polígono industrial de Villalonquéjar comprueba que se engloban dentro de distintos sectores, las que trabajan para la automoción son mayoría.El parón productivo ha golpeado fuertemente a la fabricación de coches, y según calculan desde FAE, basándose en estudios de otras entidades y propios, la venta de automóviles podría caer de los 1,2 millones de unidades el año pasado a apenas 700.000 en 2020. «El porcentaje de descenso es muy importante, y no creemos que se recupere la actividad de hace un año a corto plazo.Aún así confiamos que esa caída pueda ser sostenida por las empresas burgalesas», explica la secretaria general de FAE.
Uno de los aspectos que más incidencia hicieron en la reunión con el Ayuntamiento es el tema de la transformación digital.Desde la patronal llevan tiempo abogando porque todas las compañías traten de aumentar su presencia en internet, para lo que reclamaron ayudas de acceso a nuevas herramientas. También urgieron a una aceleración de la licitación de obra pública, ya que segúnEmiliana Molero la reactivación de muchas compañías pasa por su entrada en contratos ofertados por la administración. «Hemos exigido el pago a los proveedores que sirven alConsistorio, que no se descuide a pesar de laCOVID-19», indica Molero.