Instalarán 11 cargadores de coches eléctricos en Medina

A.C.
-

Endesa y Cargacoches se han quedado con espacios públicos ofertados por el Consistorio y Aduriz Energía dará el servicio en una parcela de su propiedad

Un punto de recarga de Burgos capital. - Foto: Luis López Araico

Medina de Pomar va a ser la localidad mejor preparada de la comarca ante la próxima llegada del coche eléctrico. La ciudad contará en un futuro próximo con hasta 11 puntos de recarga públicos para estos vehículos que serán instalados por las empresas Endesa Energía y Cargacoches en los emplazamientos ofertados por el Ayuntamiento y por la firma local Aduriz Energía en una parcela de su propiedad, pero a la que podrá acceder cualquier usuario interesado en la utilización de sus cargadores. Mientras, en el resto de la comarca, solo en Villasana de Mena hay un cargador público, instalado por el Ayuntamiento en 2016 y que gestiona la empresa IBIL.
El concurso lanzado por el Consistorio medinés se acaba de resolver y de los seis emplazamientos ofertados, las empresas concursantes se han decantado por cuatro, la plaza Mayor, el Ferial, la calle Pedro Medina junto a la estación de autobuses y el aparcamiento del polideportivo en la avenida de la Virgen. Sin interesados se han quedado los aparcamientos del colegio y de las piscinas climatizadas, así como la plazuela del Corral.
Las empresas adjudicatarias de la concesión de estos emplazamientos públicos podrán utilizarlos por un periodo de 5 años prorrogable por otros 5 para la instalación de un punto de recarga de coches eléctricos por cada dos plazas de aparcamiento reservadas. En total han reservado  cuatro en la Plaza Mayor, lo que equivale a dos cargadores; seis en el Ferial -tres cargadores-; dos frente a la estación de autobuses -un cargador-;y otras dos en el aparcamiento del polideportivo -un cargador-.
El Ayuntamiento pedía un canon anual de 50 euros anuales por cada dos plazas de aparcamiento y Endesa abonará 145 euros anuales por las plazas de la plaza Mayor y 218, por las del Ferial; mientras que Cargacoches ha ofrecido 1.000 euros por las plazas de la estación de autobuses y 500, por las del polideportivo. Ambas empresas se comprometen con esta concesión de espacio público a hacerse cargo de las obras que sean necesarias para la implantación de los cargadores, desde la urbanización complementaria, si fuera necesaria, la acometida eléctrica, refuerzo y prolongación de redes eléctricas necesarias que no correspondan a la compañía suministradora, la instalación de los equipos y la señalización de los cargadores.
mejor en el garaje. Mientras, la empresa Aduriz Energía ha optado por pedir autorización al Consistorio y a Industria para instalar hasta cuatro cargadores de vehículos eléctricos en una parcela de su propiedad en la avenida de Burgos. Serán equipos de recarga rápida y semirrápida. Ángel Martínez, responsable de Aduriz Energía, considera que los puntos de recarga  públicos tendrán más utilidad para quienes estén de paso en la ciudad o lleguen para visitarla que para los vecinos, a quienes recomienda la contratación de puntos de recarga privados en sus garajes, que también vende e instala Aduriz, además de contar con ofertas específicas para el suministro de energía a estos puntos. Uno de los principales motivos que esgrime el empresario es que los equipos públicos van a ofertar la electricidad a un precio «mucho más caro que los privados» y que, además, los privados «tienen una capacidad y prestaciones adaptadas al vehículo».