El PP pide coordinación en las medidas fiscales y económicas

ICAL
-

Presenta una serie de propuestas encaminadas a ayudar a las familias y al empleo en la ciudad de Burgos ya que la actual crisis sanitaria disminuirá "considerablemente" el PIB

El turismo, la hostelería, el comercio minorista no alimentario, la educación o la cultura han visto "hundida de golpe" su actividad. - Foto: Luis López Araico

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Burgos presentó hoy una serie de propuestas económicas encaminadas a ayudar a las familias y al empleo en la ciudad burgalesa, ante la situación a la que se enfrenta la ciudadanía debido a la crisis por el virus Covid-19, que ha llevado al Gobierno de España a decretar el estado de alarma.

Desde el PP burgalés aseguran que esta situación tendrá “importantes repercusiones en las familias y en la economía”, ya que disminuirá “considerablemente” el producto interior bruto (PIB), “con las consecuencias que esto conlleva”. En este punto destacaron sectores como el turismo, la hostelería, el comercio minorista no alimentario, la educación o la cultura, que han visto “hundida de golpe” su actividad. 

Por ello, el PP burgalés afirma que es “necesario” que la presión fiscal “se levante por un tiempo”, indicando que se tiene que evitar “como sea” que los problemas de liquidez de las empresas se traduzcan en “problemas de solvencia”. Asimismo señalan que si bien es cierto que desde el Gobierno se han aprobado algunos decretos que establecen un paquete de medidas preventivas para pymes, micropymes y autónomos, las principales organizaciones de autónomos, ATA, UPTA y UATAE han declarado que estas medidas son “insuficientes y reclaman la necesidad de seguir ampliando tanto las medidas como las administraciones implicadas”.

Por ello, dentro de las medidas propuestas por el Grupo municipal, destacan dotar el Fondo de Contingencia del Presupuesto 2020 en una cuantía como mínimo del 1,5 por ciento del gasto no financiero para “posibles situaciones que puedan surgir a lo largo del ejercicio y ahora imprevisibles para ayudar a personas, familias y empresas en dificultades económicas”. Piden urgentemente al Gobierno de España y al de la Junta de Castilla y León la coordinación de todas las políticas económicas y fiscales que se establezcan para no duplicar ayudas y conseguir la eficiencia del modelo de apoyo público.

Bonificaciones. Asimismo, piden también al Gobierno de la nación que promueva la modificación de los impuestos locales previendo bonificaciones obligatorias, en especial en el IBI y en el IAE en “los sectores que se estimen más críticos”. 

Además, solicitan que se definan los sectores económicos de ayuda prioritaria en la ciudad a medida que vaya avanzando la crisis y la evolución de la economía. En este punto señalan que de modo general se puede avanzar entre las medidas fiscales y económicas, como el aplazamiento del fraccionamiento de pago de impuestos locales para quienes se encuentren en situaciones económicas adversas; o las ayudas para el pago de alquileres de los inmuebles de sectores en crisis como hostelería, educación o el comercio minorista. 

Para estos sectores piden también una bonificación del cien por cien en el IBI de forma trimestral o equivalente a la duración de la crisis siempre que el propietario realice en ellos por cuenta propia una actividad económica en los sectores críticos que se determinen, y posteriormente, del 50 por ciento hasta finalizar el ejercicio. 

Entre sus propuestas se encuentra también una bonificación del 50 por ciento en el Impuesto sobre Vehículos de de Tracción Mecánica para profesionales y autónomos, y personas propietarias de vehículos en circunstancias económicas adversas; y una bonificación del cien por cien de la tasa por utilizaciones privativas o aprovechamientos especiales para hoteleros y otros negocios afectados por las restricciones gubernamentales, así como en la utilización privativa o aprovechamiento especial por entrada de vehículos a través de las aceras y reserva de vía pública para aparcamientos exclusivos, carga y descarga de mercancías.

Subvenciones. Solicitan también la reducción de canon en los supuestos de concesiones administrativas en sectores afectados por las restricciones económicas, la articulación de una línea de subvenciones para fomentar las compras en la ciudad a través de bonos al consumo, la exoneración de tasas en los mercados de textil de la ciudad y la bonificación del 50 por 100 de los precios de la programación cultural de la ciudad hasta final de año con el fin de potenciar de nuevo el sector tras la crisis. 

Por último, pidieron la aprobación de una ayuda económica para las personas que se queden sin empleo, así como para los recibos de agua, luz y bonos sociales. En este punto destacan también a las familias en situación de vulnerabilidad. En relación a las personas en situación de calle, instan a que se hagan los cambios pertinentes donde puedan estar de forma permanente y no transitar por la calle.