Invertirán 40 millones en Caleruega para hacer 210 viviendas

I.M.L.
-
Invertirán 40 millones en Caleruega para hacer 210 viviendas - Foto: ISABEL

Esta novedosa zona residencial de sistema colaborativo sustituye al proyecto de campo de golf y tendrá residencia geriátrica, centro de día y locales de ocio

Después de que se fuese al traste el proyecto de creación de un campo de golf con 18 hoyos, club y zona de equitación en Caleruega, los trámites administrativos que ya estaban adelantados se van a aprovechar para crear una exclusiva zona residencial, ubicada en el paraje de San Llorente, con 38.000 metros cuadrados edificados y 150 hectáreas de terreno, donde se construirán 210 viviendas a las que se sumarán otras 70 de carácter social, una residencias geriátricas con más de un centenar de plazas y equipamientos de ocio como cine, spa o restaurante. Este proyecto, que se encuentra ya en fase de comercialización y que ha comenzado a buzonearse en grandes ciudades como Madrid, tiene prevista una inversión que rondaría los 40 millones de euros y el inicio de las obras, pendientes aún de algunas licencias, está previsto para dentro de unos meses.
Esta urbanización se ha diseñado siguiendo el modelo de cohousing o vivienda colaborativa, un modelo habitacional que empezó a desarrollarse en los países nórdicos y que permite mantener un entorno privado pero compartiendo servicios entre los residentes. «Los que allí vivan van a poder acceder a tener limpieza de sus viviendas, lavandería o incluso alguna de las comidas o todas, según lo necesiten, en el restaurante a unos precios especiales, para que puedan tener cubiertas sus necesidades, la gran mayoría, sin tener que salir de la zona residencial», explica Antonio Cortés, uno de los promotores de esta iniciativa. Estas características hacen que proyectos así, aunque abiertos a cualquier tipo de residentes, tienen un público determinado. «No es exclusivo para gente mayor pero la idea es tener la mayor parte de los servicios cubierto y también está enfocado para gente que se jubila», apunta Cortés.
Los servicios que se ofrecerán para los residentes, y que irían incluidos en la cuota de la comunidad de propietarios que rondaría los 200 euros mensuales, son amplios y pensados para cubrir muchas necesidades. «Lo principal es que habrá médico y enfermería las 24 horas, además de spa, fisioterapia, piscina, gimnasio, vigilancia y mantenimiento de zonas comunes, incluso zonas de huerto para que el que quiera pueda plantar sus cosas», enumera el promotor.
Los propietarios podrán tener unos descuentos especiales en la residencia geriátrica y no se descarta, en un futuro y según la demanda, la apertura del centro de día y de guardería. Para complementar la oferta de ocio, se va habilitar un centro en el que habrá cine, biblioteca y sala multiusos, planteando incluso la realización de cursos en una escuela de cocina o la puesta en marcha de una agencia de viajes para organizar excursiones o vacaciones al gusto de los residentes.
La construcción, que serán en bloques de tres alturas, de uno a tres dormitorios y sin barreras arquitectónicas, tendrá muy en cuenta la sostenibilidad y el ahorro energético, con sistemas bioclimáticos y placas solares, añadiendo muros de doble aislamiento térmico y acústico, apostando por materiales de alta calidad.