El turista-espía de la naturaleza

I.P.
-
Manuel Mata, con su equipo fotográfico junto a uno de los aguardos donde se esconde para fotografiar a las aves. - Foto: DB

Manuel Mata Hurtado, un amante de la ornitología, impulsa en Quintanilla del Agua la primera empresa de la provincia de fotografía de fauna. Cuenta con 2 hides (aguardos o escondites) en la localidad que alquila para esperar y fotografiar a las aves

Amante de la naturaleza, de las aves y de la fotografía, Manuel Mata Hurtado ha decidido aunar estas pasiones para poner en marcha en Quintanilla del Agua una empresa destinada a la fotografía de naturaleza, una actividad que cada día cuenta con más adeptos en toda la geografía española, donde se están creando empresas de este tipo. La de Quintanilla es la primera de la provincia de Burgos y quizás también de Castilla y León que oferta la posibilidad de llevar a cabo este tipo de fotografías.

Los pasos administrativos ya están dados en la Junta de Castilla y León y Mata tiene los permisos así como instaladas dos casetas, denominadas en terminología anglosajona hides, es decir, aguardos o escondites donde el fotógrafo se instala para observar la llegada de la fauna y tirar sus fotos, esas que luego llaman tanto la atención por captar hasta los más mínimos detalles de los animales. Es un trabajo de paciencia, pero los que se dedican a la fotografía de naturaleza la tienen, porque forma parte de esa pasión por estudiar lo que les rodea y descubrir detalles que a otros les pasa desapercibidos.

Manuel Mata, conocido en la comarca del Arlanza como Lolo, ha hecho miles de fotos a la rica y diversa fauna de Quintanilla desde sus hides instalada en el monte de Las Renovillas, pero lo que más le apasiona son las aves, alimoches, águilas, buitres, milanos, gorriones... Ahora se ha propuesta hacer de su pasión una empresa y poner las hides al servicio de profesionales fotógrafos, investigadores, naturalista, divulgadores, aficionados... para que puedan realizar sus fotografías a través de los ‘cristales espías’, desde donde el fotógrafo puede ver a los animales, pero ellos no detecten esa presencia, se asusten y huyan. Y no solo oferta los aguardos sino sus conocimientos  ya que la fotografía de naturaleza requiere de un trabajo de campo previo que él facilitaría a los interesados. Además, después tiene que entregar a Medio Ambiente de la Junta los informes correspondientes sobre la actividad.

Cada hide tiene capacidad para tres personas; una es para avistar aves grandes y otra pájaros más pequeños, como azores, águila calzada que tiene al lado un bebedero donde los animales sacian la sed y se bañan. Ambas instalaciones son las que se ponen a disposición de los fotógrafos de naturaleza para que puedan desarrollar su trabajo en un hábitat con mucha riqueza ornitológica y otra fauna, alejados de las ciudades donde no gozan de esos privilegios. Ahora está en pleno proceso de estudiar la viabilidad del proyecto y su rentabilidad en un momento en el que, con el desarrollo de la fotografía digital, hay una auténtico boom por esta disciplina.

 

EMPRESA DE TURISMO ACTIVO.

La fotografía de naturaleza es la primera actividad, pero la idea de Mata es completar el proyecto con otras acciones. En realidad, la intención es a través de la empresa Ecoturismo Bauto ofertar rutas, paseos ornitológicos, observatorio, talleres... pero aquí se ha topado con la legislación, ya que esas actividades están catalogadas como turismo activo y requieren una titulación de la que él carece, porque todos sus conocimientos los ha adquirido de forma autodidacta. En este sentido, tiene dos posibilidades que son las que está planteando: realizar algún curso que le pueda acreditar o registrar la empresa y contratar a una personas que puede hacer esos trabajos que, por ahora,  a él no le está permitido. Por lo pronto y hasta que esto se resuelva, se centrará en la fotografía de naturaleza, para la que Lolo ya tiene las pertinentes autorizaciones de la Junta.

 

RUTAS Y MÁS...

La comarca del Arlanza es muy rica desde el punto de vista paisajístico y de fauna, y Quintanilla del Agua puede presumir también de ello, incluso, el proyecto Monachus que Grefa desarrolla en Huerta de Rey para la introducción del buitre negro, ya se está dejando notar por esta parte de la comarca.

La propuesta que Manuel Mata pretende hacer desde su empresa, además de alquilar sus hides para hacer fotografía de naturaleza, incluye rutas guiadas por lugares tan emblemáticos como el Cañón de Mataviejas, los Sabinares del Arlanza o la ruta de las ermitas, además de rutas 4x4, salidas al campo, monte y riberas, la realización de talleres como los de construcción de cajas nido, iniciación a la fotografía de naturaleza, construcción de hides o resguardos y coloquios... Y todo ello destinados a aficionados a la naturaleza, colegios, asociaciones, clientes de casas rurales o excursionistas.