El tour de la confusión

I. Elices / Burgos
-

La Policía Local advierte de que los coches tienen prioridad si el ciclista se topa con un ceda en el carril bici • Los aficionados a las 2 ruedas piden que se eliminen esas señales

Paso de bicicletas con señal que advierte de su presencia. - Foto: Jesús J. Matías

El accidente en el que una joven ciclista de Gamonal resultó herida grave el jueves al ser arrollada en la avenida de Castilla y León ha generado una gran controversia sobre quién tiene la prioridad en los pasos de ciclistas. A esta ceremonia de la confusión contribuyen indefectiblemente las «dichosas» marcas horizontales de ceda el paso que aún conservan el 50% de los tramos del carril bici, como por ejemplo el trayecto en el que anteayer se produjo el siniestro. Ante esta polémica es una magnífica ocasión también para poner de manifiesto que el Ayuntamiento, lejos de unificar criterios, no hace sino acentuar el desconcierto de los ciudadanos al usar distintos tipos de señales en la ciudad.
Pero vayamos por partes. ¿Quién tiene la prioridad cuando el ciclista se encuentra en el carril bici un ceda el paso pintado en el suelo antes de atravesar una calle? En la asociación Burgos con Bici lo tienen muy claro. Apelando al Reglamento General de Circulación, las bicis tienen preferencia sobre los vehículos cuando transiten «por un paso para ciclistas». Pedro Mediavilla, su portavoz, explica que el paso para bicis es el que está marcado en la calzada por unos tacos rectangulares de color blanco, que en ocasiones están pintados en paralelo a los pasos de peatones. Su tesis se fundamenta en que una señal no puede contravenir una norma general. Y, según recuerda, el colectivo al que representa ha pedido en numerosas ocasiones al Consistorio que elimine todos esos cedas el paso, «que solo contribuyen a crear confusión». La sección de Movilidad se comprometió hace años a retirarlas o al menos a no repasarlas cuando se despinten. Pero la realidad es que a lo largo del carril bici existen muchas todavía.
Con él no está de acuerdo el presidente de las autoescuelas de Burgos, Miguel Martínez. En su opinión, «las marcas viales prevalecen sobre las normas». Y ofrece su explicación. «Sucede lo mismo con las señales luminosas, que mandan sobre las verticales y horizontales, y las órdenes de un agente valen más que las del semáforo». ¿La señal puede contradecir a la norma? «Sí», es su respuesta. Por tanto, según su argumentación, el ciclista que se tope con un ceda en el suelo habría de parar para dejar pasar los coches.
Desde la Policía Local dicen lo mismo. Así que si el departamento municipal responsable de redactar los atestados de accidente dicen que ha de parar el ciclista, más vale hacerles caso.
Del mismo parecer es José Escalante,  jefe del Servicio de Accesibilidad, Movilidad y Transporte. No es ajeno al debate que originó la colocación de los ceda el paso para los ciclistas, pero «al margen de polémicas, de si está bien puesta o no la señalización, el ciclista ha de respetar las marcas horizontales que encuentre en su camino». Acerca de qué departamento del Ayuntamiento es responsable de eliminar esas señales, tal como solicita Burgos con Bici, señala que ha de ser la sección de Tráfico. Sin embargo, el concejal Ángel Ibáñez asegura que quien tiene la competencia sobre el carril bici y su señalización es Movilidad. Parece por tanto que nadie en el Consistorio tiene claro quién debe actuar.   
¿A quién se le ocurrió pintar esas controvertidas señales? Según Pedro Mediavilla fue un técnico municipal. Su asociación ha sido muy combativa y arrancó hace años a los responsables de Movilidad el compromiso de eliminarlas. «Luego la cosa se quedó en que no volverían a ser pintadas», admite. Lo cierto es que el carril bici conserva muchas. Ahora bien, lo que ocurrió hace un año y medio, al entrar en funcionamiento el nuevo trazado de la avenida de Valladolid a su paso por el puente de Castilla, evidencia la falta de comunicación entre las distintas secciones municipales. «En el tramo nuevo del carril bici volvieron a pintar los cedas; remitimos una queja al Ayuntamiento y la borraron los mismos trabajadores con una rotaflex», recuerda Mediavilla.  
El portavoz de Burgos con Bici se pregunta por qué no borran los de toda la ciudad. «La asociación elaboraría el listado y situaría todos los puntos en un mapa; luego  el Ayuntamiento solo tendría que despintarlos o taparlos», afirma.

Más opciones

Cuando no existen esos cedas el paso sobre el suelo, la prioridad es del ciclista. En este asunto coinciden todos los entrevistados. No obstante, Mediavilla siempre recomienda que, antes de atravesar una calle por un paso habilitado, aminoren la marcha e incluso paren por su propia seguridad. ¿Quién tiene la prioridad cuando una bicicleta pasa por un paso solo de peatones? En esta cuestión, todo el mundo está de acuerdo. El ciclista ha de bajarse para cruzar o bien atravesar la calle a la velocidad de un viandante.
Contribuiría también a proteger al ciclista que el Ayuntamiento colocara señales verticales advirtiendo de su presencia antes de cada paso de bicicletas. Los hay en algunos, pero en muchos otros no. De hecho, en el punto donde ocurrió el accidente el jueves, los conductores que se dirigen hacia Camino Casa la Vega sí se encuentran con la indicación vertical que alerta del ‘peligro bicis’. Pero en el sentido contrario, en el que tuvo lugar el siniestro, solo hay de peatones.
Al desconcierto también ayuda la presencia de otras señales. Por ejemplo, en el cruce de calle Averroes con Vicente Aleixandre (G-2) los ciclistas se dan de bruces con una señala de stop difícil de interpretar (ver imagen). También hay tramos del carril bici que desembocan en pasos  solo de peatones, lo cual hace dudar a conductores y ciclistas