«A nivel local, las ideologías deben quedar la margen»

I.M.L.
-

Hace tres días tomaba posesión de la Alcaldía de la capital ribereña, con el apoyo de Ciudadanos y Vox, después de lo que se han constatado unas duras jornadas de negociación que no cristalizaron hasta media hora antes de la votación de investidura

«A nivel local, las ideologías deben quedar la margen» - Foto: Julio Calvo Recio

Al inicio de su tercer mandato al frente del Ayuntamiento arandino, Raquel González desgrana las líneas maestras del acuerdo que ha permitido que el PP mantenga esta Alcaldía. 

¿Costó mucho sumar los once votos para lograr la investidura?

Todo el tiempo hemos estado muy cerca porque creo que todos teníamos los mismos objetivos, donde el principal es trabajar por Aranda, y un programa muy similar, pero faltaba materializarlo. Y eso costó más. 

En ese escenario de negociación, las trabas venían del ámbito cercano o de las injerencias de los órganos de partido en Madrid o Valladolid?

Más que injerencias de fuera era posicionamientos ideológicos, que entiendo que los pueda haber a nivel nacional, pero a nivel local creo que los posicionamientos ideológicos se deben quedar al margen.

Puede ser que esa fuera la causa o que no lo estábamos haciendo bien. No lo sé, tenemos que analizar las causas para que, hasta el último momento, no consiguiésemos formalizar el acuerdo. Yo creo que el objetivo se consiguió, porque es un objetivo bueno, y ahora hay que mirar hacia delante. 

La limitación de ocho años de mandato fue uno de los condicionantes. ¿Se puede decir que usted es la excepción que confirma la regla?

Yo no he conocido exactamente cuáles eran los términos de ese posicionamiento, por lo que no puedo valorarlo. Luego, supuestamente, este posicionamiento desapareció, pero como yo solo supe de él por los medios de comunicación, ni me lo planteé entonces, ni me lo planteo ahora. No sé siquiera si estuvo sobre la mesa respecto de mí.

¿No fue un elemento en la negociación local?

Conocíamos de ello, como algo que oíamos el runrún, pero no nos afectó. Nosotros siempre estuvimos hablando de programa, desde el primer momento, nunca de personas. 

Ahora, investida alcaldesa con once votos, ¿se puede decir que en Aranda hay un gobierno tripartito?

No, es un gobierno en el que se va a trabajar porque las once personas estamos dispuestas a trabajar, con responsabilidades o sin ellas, y entre todos conseguir que el programa marcado sea una realidad.

Vuelvo a repetir, lo importante es el programa, no las personas, no es quien lleve la Alcaldía o tal o cual concejalía. Un planteamiento que me gustaría que se extendiera a los 21 concejales. Yo el sábado hablaba de diálogo y consenso porque creo en él. Se puede trabajar con quien quiera llegar a este consenso y a ese diálogo.

Los planteamiento que tenemos en el programa son lo suficientemente unívocos para que podamos estar de acuerdo en temas como la necesidad de las infraestructuras para Aranda, la necesidad de avanzar en el Plan General de Ordenación Urbana, la necesidad de poner en marcha la administración electrónica,... Si se entiende que es por ahí por dónde tiene que ir Aranda, será fácil llegar a acuerdos. 

¿Cuáles son las líneas básicas del acuerdo de investidura?

En principio, lo que está claro es que tenemos un acuerdo con Ciudadanos donde ellos manifiestan su interés por asumir competencias en concejalías y, con el resto, es un acuerdo de investidura y de trabajo conjunto. Todos vamos a tener representación en la junta de gobierno, donde hablaremos los temas.

En la junta de gobierno local, mi idea es que estemos los once, todos con voz y algunos solo con voto. De los ocho miembros con voto, cuatro seríamos del PP, tres para Cs y uno para Vox. 

¿Y ahora Cs y Vox sí que se van a sentar en una misma mesa?

Eso deberían responderlo ellos, pero yo entiendo que una vez que hemos entendido que en la junta de gobierno vamos a estar todos, tenemos que trabajar todos en la misma línea y al unísono. Además, tendremos que crear una mesa de seguimiento para saber cómo avanza el cumplimiento de este acuerdo. 

Entonces, ¿ahora en Aranda hay un cogobierno PP-Cs?

Evidentemente, con quien hemos firmado un acuerdo de concejalías es con Cs. Pero yo también entiendo que Vox no desista de tener concejalías, ellos manifiestan que han venido a trabajar, y cuando uno está ya sobre el terreno, las ideologías pasan a un segundo plano. Entiendo que ellos quieran trabajar, participar y aportar, ya veremos cómo avanza la situación, nos iremos conociendo y todo así será más fácil.

¿Cuáles son los pilares programáticos de este acuerdo?

Hemos hablado de infraestructuras y vamos a plantear la creación de un Consejo Asesor de Infraestructuras y Sanidad en el que estemos todos los partidos políticos y sea el órgano que gestione las grandes necesidades de Aranda: hospital, N-122, apertura del Directo y circunvalación. 

En esa misma línea, queremos crear otro consejo asesor con las asociaciones de vecinos para conocer específicamente las necesidades de los barrios y trasladarlas a los presupuestos, que nos hemos comprometido a que sean participativos. Y habrá otro consejo social para conocer las necesidades de las asociaciones sociales y ver cómo podemos ayudarlas. 

¿No hay proyectos concretos?

Claro que sí. La remodelación de los Jardines de don Diego es algo irrenunciable para todos. Al igual que es absolutamente necesaria la conexión entre el parque General Gutiérrez y el Estadio El Montecillo para poder utilizar esos espacios como zonas de ocio y deporte. A eso podemos sumar un centro juvenil como lugar donde los jóvenes puedan realizar actividades y, de paso, evitar el botellón y garantizar el descanso de los vecinos de la zona centro.