Le piden tres años de cárcel por abusar de una menor

DB
-
La calle Moratín de Aranda fue el lugar donde se produjo el abuso.

Los hechos se produjeron en junio del año pasado, cuando un hombre tocó e intentó besar a una joven en Moratín

La Fiscalía Provincial de Burgos solicita la pena de tres años de prisión y la medida de libertad vigilada durante cinco años para J.F.M.G., un varón de 59 años, sin antecedentes penales, y acusado de haber abusado sexualmente de su vecina menor de edad en Aranda de Duero. El juicio oral tendrá lugar el 9 de julio en la Audiencia Provincial. 

Los hechos que se le imputan ocurrieron el 13 de junio del año pasado en la calle Moratín, cuando el hombre se encontró sobre las 22.30 horas en el portal de su vivienda con su vecina menor, que por entonces tenía trece años e iba acompañada de su hermano de diez. Al parecer, el acusado le dijo «que guapa eres», agarrándola de la cintura, para seguidamente bajar la mano y tocarle el culo mientras acercaba la cara para que la menor le diera un beso. Finalmente la soltó cuando la joven sacaba el móvil para pedir ayuda. 

Como consecuencia de estos hechos la menor ha presentado cierta afectación social, con modificación de los lugares de socialización con iguales. También necesita estar acompañada en la calle y desconfía de las relaciones con varones. 

La Fiscalía también pide para el acusado inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo que dure la condena; que se prohíba al imputado comunicarse por cualquier medio o procedimiento con la menor; y que se le prohíba acercarse a ella, a su domicilio, su colegio y cualquier lugar en el que se encuentre durante cuatro años. 
Con respecto a la responsabilidad civil, Fiscalía solicita que el acusado sea condenado a indemnizar a la representante de la menor con 15.000 euros, en concepto de daños morales. 

Por otro lado, E.I.C. es acusado de un delito de falso testimonio por lo que la Fiscalía solicita dos años y seis meses de prisión y nueve meses de multa, con una cuota diaria de 12 euros. También pide la inhabilitación especial para ejercer su profesión, empleo o cargo público por tiempo de seis años.

El acusado, en su condición de Licenciado en Cirugía Plástica, emitió el 20 de enero del 2012, con ánimo de faltar a la verdad y sin realizar las pruebas médicas pertinentes, un informe pericial en un procedimiento ordinario seguido en el Juzgado de Primera Instancia Nº2 de Aranda de Duero y que analizaba las secuelas que presentaba F.V.V. tras una operación de juanetes. El acusado afirmó entonces, sin el necesario rigor científico y semántico, que las consecuencias que sufría el paciente se debían a una mala praxis del podólogo.