Correos abandonará este mes su sede junto a la estación

J.M - C.M
-

La entidad postal ha dado su conformidad a las nuevas instalaciones, se ha firmado el acta de recepción de la obra y solo falta escriturar. El edificio junto a la antigua estación de tren se derribará en junio

El local está ya listo y tiene incluso el cartel con la imagen corporativa de Correos. - Foto: Alberto Rodrigo

Los paulatinos avances hacia la nueva normalidad han permitido ya la firma del acta de recepción de la obra de las futuras instalaciones de Correos en el barrio de San Pedro y San Felices. La entidad postal ha dado su conformidad a los trabajos que se han realizado y la mudanza de la oficina ubicada junto a la antigua estación a la nueva sede, según confirma el concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Burgos, David Jurado, culminará a lo largo de este mes.
El inminente traslado permitirá que ya en el mes de junio se pueda iniciar la demolición del inmueble ubicado junto a la antigua estación. Un derribo que vendrá acompañado después por la urbanización de los terrenos.
La remodelación de los locales de 400 metros cuatros, cedidos por el Ayuntamiento junto a cinco plazas de garaje, ha sido sufragada por el Consorcio de la Variante Ferroviaria y ya está concluida. Recibió el final de obra el pasado 30 de marzo y la intención del organismo postal era haber hecho la mudanza a comienzos de abril pero al haberse decretado el estado de alarma se paralizó también la firma del acta de recepción.
Lo cierto es que reforma hace ya más de un mes que está acabada y puede verse el logotipo de Correos en las ventanas y el cartel amarillo en la fachada que identifica al organismo postal. Los locales estaban diáfanos y se han adecuado para poder utilizarse y la obra, que ha durado tres meses, se ha completado además con la construcción de aseos, vestuarios y de un despacho para el jefe del pabellón.
HERENCIA. En lo que respecta al inmueble de la antigua estación cabe recordar que Correos ha permanecido durante décadas en esas instalaciones en virtud de un acuerdo con Renfe, que en 1970 le cedió los terrenos que ahora ocupa y que abandonará en breve. 
Fue en el convenio de la variante ferroviaria con Renfe (el que sacó el tren del centro de la ciudad y permitió construir el bulevar) cuando ese suelo pasó a ser propiedad de la ciudad. Eso sí, junto con las cargas. Entre ellas, la de entenderse con los inquilinos.
Esta situación propició la apertura de una negociación entre la ciudad con Correos que se resolvió con un acuerdo por el que el Ayuntamiento entregaría en propiedad el local comercial ubicado en el número 52 de la calle San Pedro y San Felices y 5 plazas de garaje en el mismo emplazamiento. Todo ello con un valor de tasación, según Tinsa, de 390.752 euros. Se espera que en las próximas semanas se pueda escriturar el traspaso del inmueble.
Los trabajos de demolición de la antigua sede y de la urbanización del entorno de la antigua estación los realizará la promotora que adquirió el suelo colindante (lo compró a un precio más económico a cambio de comprometerse a realizar esta tarea).
Ya solo queda conocer el día en que Correos inaugurará sus nuevas dependencias.