La obra del Museo de Burgos costará 5 millones

R.P.B.
-

La Junta asegura que la obra de ampliación se licitará este mismo verano y que será adjudicada antes de que finalice el año. Los técnicos están estudiando el proyecto de ejecución para que pueda ser aprobado el próximo mes de junio

Recreación del interior del nuevo edificio de la calle Calera. - Foto: estudio Bher

Las obras de ampliación del Museo de Burgos no comenzarán hasta el año que viene. Así lo han confirmado a este periódico fuentes de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castillo y León, que el pasado mes de marzo recibió por parte del Ayuntamiento de Burgos la licencia de obras para el proyecto básico de construcción del nuevo edificio en el solar de la Casa Melgosa. En este momento, los técnicos del equipo de coordinación están estudiando el proyecto de ejecución, para su informe y propuesta de aprobación por parte del director general de Políticas Culturales. Según han informado las mismas fuentes, lo más probable es que el documento pueda estar aprobado en junio.
Tras la aprobación del proyecto de ejecución, se podrá iniciar el expediente de contratación de las obras de construcción del edificio, cuya dirección facultativa correrá a cargo de la empresa adjudicataria de la redacción de los proyectos, la U.T.E. BHER, ya que esta prestación se encuentra incluida en el contrato. Desde la Consejería de Cultura aseguran que la licitación de las obras se producirá este mismo verano con la intención de que puedan ser adjudicadas hacia finales del año, lo que supondrá que las obras podrán comenzar en 2021 con un presupuesto de licitación de 5 millones de euros incluidos impuestos, gastos y beneficio industrial que se desglosarán de la siguiente manera: 1,66 millones en 2021 y 3,3 millones en 2022.
La intervención prevista consistirá en ampliar la sede museística con la construcción de un edificio de tres plantas más un sótano de unos 2.800 metros cuadrados en el solar del que solo se conserva la fachada y la arcada del muro interior y su conexión con la sede actual, lo que contribuirá a adecentar y revitalizar la calle Calera. El espacio expositivo se distribuirá en tres plantas. La sala más polivalente estará en la planta baja y albergará las exposiciones temporales. Tendrá una doble altura y en su parte inferior incorporará los elementos históricos que existen y se rematará con un techo tipo espejo que refleja lo que está pasando en el interior. Las otras dos plantas son ciegas para que faciliten las exposiciones permanentes. Una de ellas estará dedicada en exclusiva al pintor burgalés Luis Sáez, mientras que la otra se dedicará a albergar la obra otros artistas burgaleses contemporáneos.
un interior luminoso. El interior del edificio será sencillo y estará compartimentado por el muro que ya existe en la planta baja (arcada histórica), y a partir de ahí se genera una escalera en cuádruple altura que se remata con un lucernario que recibe luz natural en la parte superior. Está pensado para que el día de mañana cuando se edifique en el cine Calatravas este espacio comunicará la Casa Melgosa y el cine Calatravas. 
En el tejado de la nueva edificación, a la que se entrará por Calera, se ha diseñado una terraza que servirá para relacionar el nuevo edificio con el torreón de la Casa de Íñigo Angulo. Las conexiones con los otros edificios existentes se harán mediante una escalera. El proyecto incluye mejoras en la accesibilidad de los inmuebles actuales.