Una historiadora youtuber

ADRIÁN DEL CAMPO
-

Elena Rodríguez se ha reinventado para seguir divulgando. Al inicio de la cuarentena comenzó a publicar vídeos didácticos sobre arte y poco a poco ha ido añadiendo detalles y ganando seguidores

La historiadora del arte Elena Rodríguez durante la grabación de uno de sus vídeos. - Foto: DB

La previsión es que recuperara su trabajo cuando reabrieran los museos de Aranda, pero a mediados de marzo llegó el coronavirus y el confinamiento la pilló en paro y con mucho tiempo por delante. Entonces se dijo que "tenía que hacer algo". Así fue como Elena Rodríguez decidió reinventarse y abrir un canal en Youtube donde seguir desempeñando su profesión: divulgar la cultura. Esta historiadora del arte cuenta que la idea surgió por una mezcla de factores. Por un lado pensaba en los niños con los que hacía talleres en la Casa de las Bolas, por otro en mantenerse ocupada, y por último en encontrar una motivación para el curso de divulgadora que está estudiando. "Digamos que se une todo un poco y es cómo surgió", declara.

Tras dos meses de estado de alarma, el canal de esta historiadora del arte, que en Youtube se la puede encontrar por el nombre de Lenich Rodrinova, ha ido creciendo. Actualmente ya tiene más de diez vídeos publicados y ha ido ganando seguidores hasta afianzar a más de un centenar de suscriptores. Elena está "supercontenta" por los resultados. Reconoce que no pensaba que sus vídeos fueran "más allá de familiares y conocidos" y agradece todo el feedback que está recibiendo.

Las publicaciones de esta historiadora también han evolucionado, y a sus explicaciones culturales, históricas o artísticas ha ido añadiendo detalles como imágenes superpuestas o incluso pequeñas interpretaciones. Llama la atención el vídeo en el que explica el concilio de Aranda disfrazada de monja al estilo del Ministerio del Tiempo. "También tienes que llamar la atención y no me importa hacer un poco el ridículo, la verdad", admite.

En sus vídeos trata diferentes temas pero reconoce que cuando se centra en asuntos de Aranda el público responde, porque "los ribereños son muy curiosos de su ciudad y de sus tradiciones". Por último, advierte de las dificultades que va a pasar su gremio y lanza un mensaje en defensa del sector: "Hay que tratar a la cultura con mucho mimo porque es la esencia del ser humano".