El PSOE desbloquea en abril y mayo contratos por 43 millones

Ó.C
-

El final de la legislatura sirve al equipo de gobierno para renovar tres servicios como el de basuras, autobuses urbanos y el de la atención de la discapacidad intelectual

El PSOE desbloquea en abril y mayo contratos por 43 millones - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

El tramo final de la legislatura ha llegado con mucha actividad en la política municipal. De esta manera, en abril y mayo el equipo de gobierno ha desbloqueado tres contratos que estaban en prórroga forzosa y que son de los denominados «importantes». No en vano, entre los tres acumulan un valor estimado de cerca de 43 millones de euros, sin contar el IVA. Se trata del Servicio de recogida de basuras y limpieza viaria, el de los autobuses urbanos y el de atención de las personas con discapacidad intelectual. 
El que supondrá un mayor coste es el primero, el de la limpieza viaria, en el que también entra la recogida de basuras y el alcantarillado. Se trata de un contrato de tres millones de euros al año que se prolongará durante diez ejercicios, por lo que la empresa que gane el concurso público recibirá unos treinta millones de euros. Este es un servicio que ha generado grandes críticas del resto de grupos y por parte de los ciudadanos y su aprobación no ha estado exenta de polémica.
De hecho, el equipo de gobierno sacó adelante un primer pliego en enero de 2018 pero lo retiró por no cumplir con la normativa. Al final se aprobó recientemente, en abril de 2019, gracias a la abstención de Miranda Puede.
Respecto a las nuevas condiciones, las empresas que opten ya saben que bajo su responsabilidad estará la limpieza de «la totalidad de la red viaria», incluyendo mobiliario urbano o las riberas del Ebro, aunque se remarca que esto se hará dentro de «su entorno urbano». De hecho las zonas cercanas al río serán uno de los «puntos conflictivos» que se han remarcado en el pliego y en los que también estarán las zonas peatonales, parques o el Casco Viejo.
Además, se remarca que los fines de semana y en los festivos «se intensificará la limpieza en aquellas zonas donde el tránsito sea continuo», junto con la frecuencia con la que se deberán de aplicar todas las obligaciones. En este sentido, se indica que la recogida de basura orgánica será diara, sin excepciones, salvo en las pedanías y entidades menores donde se tendrá una frecuencia mínima de dos veces a la semana en la recogida.
Además otra novedad será la instalación del quinto contenedor que se tendrá que colocar en el 2020 para aumentar el reciclaje de la materia orgánica. No obstante, en este caso, tendrán que ser los licitadores los que establezcan de manera específica «en sus ofertas el sistema de gestión» que plantean para este aspecto.
Al margen de las frecuencias y las obligaciones en la limpieza viaria y recogida de basuras, el pliego también marca obligaciones en limpieza de alcantarillado y colectores, además de la desratización. Un aspecto este último en el que el adjudicatario tendrá que presentar y detallar un plan cada seis meses.
nuevos autobuses. En el caso de los pliegos para renovar los autobuses urbanos, su aprobación se logró por parte del equipo de gobierno en el último Pleno celebrado el 10 de mayo. Un paso que se dio con el voto de calidad de la alcaldesa y con toda la oposición en contra, por entender que el servicio se puede mejorar más. 
En cualquier caso, el precio de licitación para el futuro contrato tiene una estimación de 748.000 euros anuales por los quince años de vigencia por lo que el valor estimado será de 11,2 millones de euros. No obstante, no toda esta cantidad tendrá que ser aportada por el Ayuntamiento, puesto que se espera que la empresa que se haga con el servicio cubra parte de esta cantidad con el dinero que aporten los propios usuarios y la publicidad, por lo que se espera que el gasto anual de las arcas municipales sea de unos 400.000 euros.
En el contrato se mantienen las líneas actuales y las frecuencias, por lo que la principal novedad será la renovación de los autobuses, motivo por el cual el cambio efectivo se realizará cuando se tengan los nuevos vehículos, por lo que habrá que esperar desde el momento de la formalización del contrato medio año más. Por lo menos se comprarán seis autobuses y se premiará los motores eléctricos e híbridos. Además tendrán que tener wifi y la empresa activará una aplicación informática para conocer en tiempo real la situación de los autobuses.
El último de los servicios que se van a renovar es el de la atención a personas con discapacidad intelectual. Un contrato cuyo precio de licitación roza el medio millón anual sin contar el IVA, por lo que en cuatro años se llegará a los dos millones de euros. En la actualidad se gestiona desde Aspodemi desde donde están «a la espera» de comprobar los cambios incluidos, como la nueva vivienda tutelada para tratar de  seguir con el nuevo contrato.


Las más vistas