La Puebla avanza en el nuevo puente sin saber quién pagará

R.C.G.
-

El Ayuntmiento licita la redacción del proyecto pero la financiación de la obra dependerá en gran medida del futuro panorama político y de acuerdos entre Fomento y el Gobierno vasco

La Puebla avanza en el nuevo puente sin saber quién pagará

La Puebla de Arganzón ha dado un primer paso para desbloquear la construcción de un nuevo puente sobre el Zadorra, reivindicación histórica que lleva casi dos décadas en el cajón. Una enmienda al presupuesto nacional del pasado ejercicio presentada por el PNV hizo que Fomento moviera ficha y consignara una partida para la elaboración del proyecto. Ahora la localidad por fin ha podido sacar la redacción del mismo a licitación por un importe cercano a los 130.000 euros.

El actual puente que une La Puebla con la vecina localidad alavesa de Tuyo se ha quedado obsoleto tanto por las reducidas dimensiones de la calzada, que obliga a la maquinaria agrícola a realizar muchas maniobras, como por su estado de conservación. Y es que soportar el paso frecuente de vehículos pesados ha deteriorado una estructura medieval de gran valor patrimonial pero no apta para el uso que actualmente se le da. Por eso La Puebla lleva tiempo llamando la atención sobre la necesidad de construir un nuevo puente.

Dicha infraestructura formaba ya parte de un estudio informativo de acondicionamiento de la Nacional I a su paso por el Condado de Treviño aprobado hace casi veinte años, aunque posteriormente desde el ministerio se excluyó esta obra del mismo. Desde entonces se ha retomado la idea en varias ocasiones aunque no ha sido hasta el año pasado cuando Madrid ha dado luz verde a una subvención para avanzar en el proyecto. Sin embargo, falta por definir la cuestión central, quién financiará las obras, que costarán varios millones de euros.

En el último acuerdo marco entre Burgos y Álava para la prestación de servicios en Treviño ya se habló de esta cuestión. No era la primera vez, por eso a las administraciones de Castilla y León no les sorprendió que sus colegas vascos incluyeran la propuesta en la negociación de las cuentas estatales. De hecho desde Diputación se destaca que su mediación fue clave para que Fomento diera la aprobación a la partida para la redacción del proyecto. Pero desde la moción de censura gubernamental el escenario ha cambiado, por lo que el resultado que arroje el próximo paso por las urnas y los posibles acuerdos entre partidos, se antoja decisivo para que se pueda ejecutar la obra.

"Es una infraestructura necesaria y esperamos que Álava y Fomento entiendan que ahora hay que dar continuidad al proyecto", asegura el portavoz popular en Diputación Borja Suárez, quien remarca que la institución provincial seguirá respaldando todas las gestiones que sean necesarias pero que a nivel económico tiene poco margen de actuación. Y es que el puente de La Puebla une dos carreteras sobre las que no tiene competencia directa, una por desembocar en suelo alavés y la otra por ser municipal. Por eso apela a la "responsabilidad" del Gobierno Vasco y del futuro ministro de Fomento para que la construcción del viaducto no caiga otra vez en el olvido.