Más música y menos plásticos

S.F.L.
-

Poza trabaja por hacer sostenible su Festival de Charangas, que se celebra este sábado con 12 agrupaciones y mayor oferta de ocio y gastronomía

Más música y menos plásticos

¿Qué tendrá la música que consigue provocar poderosas reacciones en los seres humanos? Algunas de ellas incontrolables y todas de un espectro muy amplio. Además de gustar o no, las notas son capaces de levantar el ánimo, calmar un enfado y hasta inducir al llanto. La que suena en el Festival de Charangas y Fanfarres de Poza de la Sal provoca que los pies de uno se muevan casi sin querer. 
Quedan seis días para la celebración de su séptima edición y la villa se encuentra inmersa en ultimar los preparativos de este evento gratuito para el público que, cada año, cosecha más éxito. A la gran cita acudirán agrupaciones de casi todas las comunidades autónomas. En el concurso se han inscrito 38 charangas pero solo han pasado el filtro 12. El público podrá elegir a la mejor mediante el voto en las urnas que habrá instaladas hasta las 21 horas del sábado.
Este año se congregarán 200 músicos, 330 voluntarios y se espera la llegada masiva de 7.000 personas. «Estamos agradecidos tanto a la Guardia Civil como a Protección Civil por ayudarnos a elaborar un plan de accesos al pueblo por carreteras y a gestionar los aparcamientos», declara Daniel Tamayo, uno de los organizadores del evento. En la financiación colaboran empresas privadas e instituciones como el Ayuntamiento pozano y la Diputación. La entrega del primer premio a la mejor charanga correrá a cargo de Adeco Bureba. 
La oferta gastronómica se incrementará a 12 locales, de los cuales  7 serán móviles. La cadena Telepizza repetirá y otros 6 restaurantes ambulantes tendrán los fogones preparados para deleitar con sus especialidades. Entre ellos, se espera a varias gastronetas. La fiesta comienza el viernes con un concierto de una electrocharanga. La jornada del sábado arrancará con la recogida de acreditaciones, que  dará paso a la inauguración del Festival. A las 12.30 empezará el turno de musicalidad en escenario. Por la tarde tendrá lugar la ronda de las charangas, hasta concentrarse a las 22.30 para la entrega de premios. El certamen culminará con la exhibición de los ganadores de la pasada edición, Los Fugitivos.
La localidad se muestra muy sensibilizada con el medio ambiente y, para no generar demasiada basura, aquel que quiera consumir bebida tendrá que comprar un vaso por 1 euro. «Intentaremos evitar el botellón por cuestión de ecología y hacemos un llamamiento para que la gente gaste en el pueblo y ayude a construir nuevas ediciones», explica Tamayo.

 

TALLERES PARA PEQUES Y NUEVA DECORACIÓN.
El lema de la organización del Festival de Charangas es mejorar cada año y ofrecer cada vez más servicios al público. Es por eso que en esta edición se han incluido una serie de novedades.    
Talleres infantiles. Porque los niños son parte fundamental de la celebración, se dispondrá de una zona para ellos donde se realizarán distintos talleres relacionados con la música y con la igualdad de género.  También habrá pintacaras por la mañana.
Oña colabora. La villa condal, vecina de Poza, se encargará de decorar dos calles más del pueblo con imágenes del Cronicón, sombreros  de su aclamado Festival de Magia y con elementos del Jardín Secreto. 


Las más vistas