La cárcel de Topas registra una pelea multitudinaria

SPC
-

Acaip-UGT denunció además un "aumento de tensión" en el centro tras la quema el pasado martes de un colchón en una de las celdas

La cárcel de Topas registra una pelea multitudinaria - Foto: Ical

El sindicato Acaip-UGT denunció a primera hora se este jueves el “clima de tensión” que reina en estos momentos en el seno del Centro Penitenciario de Topas y que tuvo su punto álgido en la jornada del miércoles con una pelea multitudinaria entre internos. Varios de ellos tuvieron que ser atendidos en la enfermería del centro a consecuencia de los golpes y algunos de ellos fueron aislados.  

Según el relato sindical recogido por Ical, fue durante la tarde, en el módulo ocho de la cárcel, cuando se produjo un violento tumulto entre los presos que no fue a más “gracias a la rápida y profesional intervención de los trabajadores del centro”. Acaip-UGT cree que el “incidente pudo haberse generado por posibles deudas entre internos y el control del departamento”.  

La organización sindical advirtió de que “los trabajadores del módulo tuvieron que actuar con rapidez, pese al reducido número de efectivos existentes en el departamento y el grave riesgo que supuso para su propia integridad física”. A pesar de los inconvenientes pudieron sofocar el “gravísimo incidente regimental”.  

Asimismo, Acaip-UGT denunció que el pasado martes trabajadores del centro tuvieron que sofocar un incendio provocado por un interno que prendió fuego al colchón de su celda en el módulo once. El resto de los internos de la galería tuvieron que ser trasladados al patio para evitar una intoxicación y mientras se ventilaba la zona.  

La “gravísima falta de personal” que, según el sindicato, padece el Centro Penitenciario de Topas, cuya plantilla tiene “una de las medias de edad más elevada de los centros penitenciarios de España”, supone un “serio problema”, en opinión de Acaip-UGT, tanto para la seguridad del centro, como para los trabajadores y los propios internos.  

Más incidentes

Cabe recordar que el pasado 23 de abril los funcionarios de Topas tuvieron que solucionar otra pelea multitudinaria entre internos en la que resultó lesionado un trabajador que tuvo que ser atendido en la enfermería del centro por una lesión en la mano.  

Además, a principios del mes de mayo, dos trabajadoras fueran agredidas en el departamento de aislamiento cuando procedían a un cacheo rutinario de una interna. Los funcionarios encadenaban entonces tres incidentes graves en un solo mes.  

Por estas razones, el secretario general de Acaip-UGT, Jesús Crego, denunció la “desastrosa planificación que, en materia de personal, se viene realizando en el centro penitenciario de Topas desde la Secretaria General”. Crego recuerda que existen 175 vacantes, de las que casi un centenar son de “contacto directo con el interno”. Entre otras medidas, el sindicato exige reforzar la plantilla con una dotación importante de efectivos.