Edelweiss inspeccionará con la Junta el Complejo de Ojo Guareña

F. Trespaderne / Burgos
-

El grupo espeleológico y técnicos evaluarán posibles actuaciones a realizar en el sumidero que obstruye la evacuación de aguas y provoca el desplazamiento del talud y grandes grietas

Las grietas se aprecian en la escalinata y la campa de la ermita de San Bernabé, donde se hace urgente una intervención. - Foto: DB

Miembros del Grupo Espeleológico Edelweiss acompañará a técnicos de la Junta de Castilla y León en la inspección que realizarán al  Complejo Kárstico de Ojo Guareña para buscar posibles actuaciones con el fin de frenar las grietas detectadas en la campa de la ermita de San Bernabé, según manifestó Miguel Ángel Martín, presidente del grupo, en el transcurso de la firma de un convenio de colaboración con la Diputación.

 Martín, en relación a la situación de este importante complejo kárstico, manifestó que desde hace tiempo están hablando con el Ayuntamiento de la Merindad de Sotoscueva y con la Junta, del problema de las grietas, «que es un fenómeno natural». En concreto, Martín indicó que la campa que hay frente a la ermita de San Bernabé «está sustentada por un gran bloque que está encima de la ladera, que es la que está corriendo, y a medida que lo hace en un punto del sumidero del Guareña se  obstruye el paso de las aguas».

Esta situación provoca, aseguró el presidente del Eldelweiss, que cada vez que hay una riada las aguas se embalsen fácilmente y se forme una balsa en el exterior,  «que está llegando hasta el mismo pueblo tapando el puente y las señales de tráfico, alcanzando hasta los veinte metros de altura, y propiciando que el sumidero del Guareña encuentre una nueva salida de las aguas dos pisos por encima de la cueva, haciendo una gran reexcavación de las galerías que durante décadas han estado inactivas». El derrumbe que hay en el interior del sumidero, aseguró Martín, está propiciando que toda la materia orgánica y rocas que arrastra el río hagan «un gigantesco tapón», tapón que tratarán de aligerar para tratar que drene y que las aguas vuelvan a circular con normalidad.   

Esa reexcavación ya ha llegado hasta donde lo hacen las visitas turísticas, a la conocida como Sala del Cacique, y se hace necesario, indicó Martín, «estabilizar el talud y no es fácil porque por debajo de la campa de San Bernabé hay antiguas entradas a la cavidad, que hoy está obstruidas y que llevan  la galería de Las Huellas, lo que obliga a realizar una estabilización, pero no de cualquier manera y pivotando en cualquier sitio», aseguróMartín. El fenómeno que está sufriendo Ojo Guareña, según indicó Martín, comenzó en 1980 con una gran riada, «pero en los últimos años parece que la situación ha empeorado».

César Rico, presidente de la institución provincial, agradeció el trabajo que viene realizando en el conjunto de la provincia Eldelweiss, en especial en Atapauerca y Ojo Guareña, para conocer mejor el mapa kárstico, uno de los más importantes del país.