CyL reclama la suspensión de la Semana Santa

SPC
-

Igea reconoce que esta decisión tiene un impacto económico de unos 60 millones, pero lo achaca a la necesidad de salvaguardar el sistema sanitario

Imagen de archivo de una procesión celebrada en Valladolid el año pasado. - Foto: Wellington Dos Santos Pereira

La Junta de Castilla y León se ha dirigido al Gobierno central y a la Conferencia Episcopal para reclamar la suspensión de los distintos actos religiosos durante Semana Santa con el fin de contener la pandemia del coronavirus en la Comunidad. El vicepresidente del Gobierno autonómico, Francisco Igea, defendió que «es importante que se suspendan las ceremonias y los actos litúrgicos» porque «es bastante evidente que el riesgo es elevado». En su comparecencia después del Consejo de Gobierno, junto con el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en las que han dado a conocer nuevas medidas de contención puestas en marcha desde el Ejecutivo autonómico, fundamentalmente en la provincia de Burgos, manifestó que se encuentran a la espera de una respuesta, después de que este miércoles ya señalara que la suspensión de la Semana Santa en Castilla y León sería lo «más probable» dada la recomendación de no acudir a liturgias y actos religiosos ante el riesgo por la concentración de personas.
El número dos de la Junta justificó la adopción de esta medida en la necesidad de evitar el colapso del sistema sanitario, aun siendo «consciente» de la repercusión que una medida así tendrá no sólo desde el punto de vista económico en Castilla y León, sino también social y moral. «Somos conscientes de que se trata de medidas «duras y desagradables», reconoció Igea, quien, sin embargo, apeló a la responsabilidad del Gobierno regional, y advirtió que lo verdaderamente importante «es la salud y la vida de las personas».
Además, reconoció que en 2019 la Semana Santa tuvo un impacto económico de 68 millones de euros en la Comunidad, según los datos del Gobierno autonómico que trabaja en actualizarlos recopilando cifras semana a semana, informa Ical. 
Efectos de la cancelación

Asimismo, avanzó que la Dirección General de Turismo de la Consejería de Cultura y Turismo ha encargado la elaboración de un informe para conocer con detalle los efectos económicos que implicaría esta cancelación.
Una suspensión de la Semana Santa a la que ya se refirió este miércoles el vicepresidente y portavoz de la Junta durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno Extraordinario, donde aseguró que «esta es nuestra recomendación y si la situación no cambia, que es poco plausible que cambie, es bastante probable» que se cancele, una probabilidad «que puede pasar a ser una obligación».

21 nuevos casos elevan el total a 92
El número de afectados por coronavirus en Castilla y León se eleva a 92, de los que 63 se encuentran en aislamiento domiciliario, después de que la Consejería de Sanidad confirmara en el día de ayer 21 nuevos infectados. De ellos 15 se encuentran en la provincia de Burgos, y el resto se han localizado en las provincias de León, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora. Además, en Salamanca ha recibido alta el primer paciente curado de la Comunidad.
Según informaron fuentes de la Consejería de Sanidad, de los 92 casos contabilizados hasta el momento, 61 se encuentran en la provincia de Burgos, diez en León, seis en Salamanca, nueve en Segovia, cuatro en Valladolid y dos en Zamora, según informa Ical.