El parque arqueológico ampliará su oferta en un plazo de cuatro años

I.M.L. / Roa de Duero
-

La intención de sus responsables es abarcar en las instalaciones hasta la época árabe, por lo que, sumado al de Atapuerca, sería el centro que más épocas recorra del ámbito nacional

i.m.l. / roa de duero
El tan esperado parque arqueológico raudense ya es una realidad, ha abierto sus puertas y, desde hoy mismo, empezará a sumar visitantes, comenzando por los vecinos de Roa de Duero, ya que se celebra este jueves una jornada de puertas abiertas para que los habitantes de la villa puedan conocer este nuevo atractivo turístico y cultural y lo promocione allá donde vayan. Las autoridades políticas fueron ayer las encargadas de inaugurarlo de manera oficial, con una visita somera realizada por el director de SierrActiva, Eduardo Cerdá que, junto a su equipo, han logrado poner en valor una infraestructura que se ideo hace ya 20 años y que ahora se puede ver, pisar, tocar y sentir.
El director general de Patrimonio de la Junta, Enrique Sáiz, fue el encargado de presidir, junto al alcalde de Roa, David Colinas, la visita inaugural, a la que se sumaron, además de las autoridades de rigor, como la procuradora regional Marisol Romeral o el diputado provincial Ángel Guerra, junto al todavía presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero, José Trillo, y la corporación raudense en pleno, se sumaron al primer recorrido un buen número de vecinos de la localidad, demostrando así las ganas que los raudenses tenían de poder sumar este nuevo atractivo a los que ya tiene Roa.
Un parque arqueológico que nace con vocación de crecer, ya que la empresa SierrActiva tiene en proyecto aumentar el contenido de estas instalaciones. «El parque se centraba principalmente en la edad del Hierro y la época romana, nosotros hemos incluido el Paleolítico y el Neolítico y queremos seguir avanzando hasta los visigodos y los árabes. La idea es crear cronológicamente el parque más completo que haya en España», explicó Cerdá, quien calculó que dentro de cuatro años esta idea será una realidad. De hecho, ya se ha puesto en contacto postal con los gobierno de Marruecos y Arabia Saudí para pedirles su colaboración a la hora de recrear los escenarios árabes, y parece que existe buena disposición por su parte.
Esta ampliación no supondría sumar metros cuadrados a las instalaciones sino crear dos nuevas zonas temáticas que, cronológicamente, son posteriores a la ocupación romana y que, por ejemplo, la presencia árabe abarcó tanto tiempo como la de Roma en la Península Ibérica. «Así empezaríamos en el Paleolítico con los neandertales y terminaríamos en la Reconquista», aclaró el responsable del SierrActiva.

cultura y vino. El director de Patrimonio  de la Junta se mostró muy impresionado con la simple entrada al parque arqueológico, al constatar que se encuentra junto a la sede del Consejo Regulador de la DO Ribera del Duero, lo que le llevó a destacar la simbiosis perfecta de estos dos elementos a la hora de atraer visitantes a la villa raudense. Sáiz destacó que «Roa es un territorio eminentemente histórico, como toda Castilla y León, pero en pocos sitios como aquí se puede constatar una constante presencia de civilizaciones desde la remota prehistoria hasta hoy mismo, de modo que todo Roa se convierte en un yacimiento arqueológico que está vivo, ya que los vecinos teneis las viviendas encima de todos esos restos arqueológicos» y animó a todos los raudenses a presumir de este parque arqueológico y a colaborar para convertirlo en un revulsivo que ponga a Roa en el mapa de cualquier visita ineludible a la zona.
Por su parte, el alcalde, David Colinas, aseguró que «el parque tiene muchas posibilidades, yo confié mucho en ello a la hora de ponerlo en marcha, desarrollarlo y promocionarlo para que venga la gente. Por eso digo que el potencial turístico que tiene este parque tiene que ser relevante e importante para la villa», sumándose así a las indicaciones expresadas por el director general de Patrimonio de la Junta.