2 plantas y 1.800 m. docentes en el colegio de Villímar

B.G.R.
-
2 plantas y 1.800 m. docentes en el colegio de Villímar - Foto: Usuario

Es lo que contempla el proyecto básico de una superficie total de al menos 3.642 metros. La dotación tendrá aulas audiovisuales, de música e idiomas, además de zona de juegos y jardín. Estaría para el curso 21/22 y costaría unos 7 millones de euros

Hace ahora dos años que la Dirección Provincial de Educación confirmó la construcción del nuevo colegio en Villímar en sustitución del Marceliano Santa María, en la barriada Inmaculada. Era la primera vez que la tan demandada infraestructura escolar en un barrio en expansión aparecía en los presupuestos de la Junta, después de que esta anunciara en 2009 su ejecución. Lo hacía con una partida de 70.000 euros para la redacción del proyecto básico, que ya ha sido entregado y que permite conocer cómo será la futura dotación escolar.
Tendrá dos plantas y varios volúmenes unidos entre sí. Los espacios docentes ocuparán una superficie útil de 1.825 metros, de al menos 3.600 en su conjunto, en los que se repartirán doce aulas de Primaria y seis de Infantil, además de otras cuatro para pequeños grupos. También contempla aulas de música y audiovisuales, informática, idiomas y dos de usos múltiples, así como una biblioteca, un almacén, un gimnasio y dos aseos, según la información facilitada por la Consejería de Educación de la Junta, que se ocupa de esta actuación al ser una obra centralizada.
La zona de administración se distribuirá en 180 metros cuadrados, con despachos de dirección, jefatura de estadios y secretaría, incluyendo también un espacio para el departamento de orientación, otro de consejería, salas de visitas, de profesores y de la asociación de padres y madres, y servicios comunes (cuartos de telecomunicaciones, limpieza o calefacción). El centro dispondrá de comedor y fuera de las instalaciones se contará con una zona de juegos y otra ajardinada, una pista polideportiva y aparcamiento para 18 plazas.
 El proyecto básico se adjudicó junto al de ejecución y la dirección de obra al arquitecto Lorenzo Muñoz por 254.000 euros, 90.000 menos que el presupuesto de licitación. El primero ya está en manos de la Consejería, que espera contar a finales de este mes con el segundo, tal y como avanzó el director general de Política Educativa, Ángel de Miguel en su reciente visita a las obras de ampliación del colegio público Antonio Machado.
En ese mismo encuentro se conocieron las primeras estimaciones de inicio de los trabajos, que se sitúan a finales de este año o principios del que viene. Si se cumplen los plazos, el centro estaría operativo durante el curso 2021-2022, tal y como avanzó en abril de 2017 el consejero de Educación, Fernando Rey, quien estimó el coste del mismo en unos 7 millones de euros.
Los responsables educativos siempre han dejado claro que la dotación sustituirá al colegio Marceliano Santamaría, doblándose su capacidad hasta los 450 alumnos (300 de Primaria y 150 de Infantil).  Estará ubicado en una parcela municipal de 10.000 metros cuadrados en la carretera de Poza, donde se prevé hacer catas para determinar si se puede aprovechar la geotermia (captar el calor del subsuelo) para su climatización.