scorecardresearch

Objetivo: 30.000 árboles

L.M.
-

La Fundación Kronospan se ha marcado como objetivo repoblar una parcela cedida por el Ejército de Tierra, junto a la Base Militar Cid Campeador. Este viernes han contado con la ayuda de medio centenar de escolares de Ibeas de Juarros

Escolares de Ibeas han participado en la repoblación de una parcela cedida por el Ejército. - Foto: Patricia

Medio centenar de escolares del colegio María Teresa León de Ibeas de Juarros han cambiado este viernes los libros y el patio por las azadas y el campo. En colaboración con la Fundación Kronospan, los alumnos de quinto y sexto de Primaria del centro han iniciado la reforestación de una parcela cedida por el Ejército de Tierra junto a los yacimientos de Atapuerca, en el conocido como campo de maniobras Matagrande.

Para tal labor contaron con la ayuda de la empresa Eurofor y de un nutrido grupo de militares de la Base Cid Campedor, que han enseñado a los chavales el amplio abanico de maquinaria, tiendas de campaña o pruductos de supervivencia que les acompañan en sus salidas.

Además, han plantado varias decenas de pinos, encinas, arces o quejigos para tratar de reforestar un terreno que fue pasto de un incendio hace unos años.

Este sábado llegará el turno de un nutrido grupo de trabajadores, que se desplazarán también hasta el enclave para continuar la labor de los escolares. «Al ser una empresa que trabaja con madera queremos devolver parte de esa vegetación a través de la plantación de 30.000 árboles», apuntan desde la Fundación.