La cofradía de San Antón celebra la festividad de su patrón cocinando 10.500 raciones de titos

ICAL
-
Celebración de la tradición de Los Titos con motivo de la Festividad de San Antón, patrón de los animales. - Foto: Ricardo Ordóñez (ICAL)

El antiguo pueblo de Gamonal acoge la tradicional celebración repartiendo "un guiso de los de antes"

La cofradía de San Antón celebró hoy en el antiguo pueblo de Gamonal (Burgos) la festividad de su patrón cocinando 10.500 raciones de titos. El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, presidió unos actos que comenzaron a las doce horas en la parroquia del barrio en una misa en honor a San Antonio Abad.

Tras el oficio religioso, el párroco de la iglesia Real y Antigua bendijo a los animales presentes, rememorando una fiesta que acabó con el reparto de un plato que comenzó a cocinarse para ofrecer vianda a los peregrinos que caminaban en el Medievo hacia Santiago de Compostela.

Desde primera hora de la mañana, junto a la Cofradía de San Antón se instalaron las ollas con 3.200 kilos de titos, 200 kilos de cebolla, 200 de ajos, 2.000 unidades de pimiento rojo y otras tantas guindillas, 20 kilos de pimentón dulce y picante, diez kilos de sal, cuatro de laurel y 220 litros de aceite.

Con 512 años a sus espaldas, la Cofradía mantiene la esencia de lo que fue antaño y por ello, cada 17 de enero cocina miles de kilos de titos para repartirlos entre los vecinos del barrio. Se trata de una tradición que parte de una acción altruista que comenzó a gestarse en el siglo XVI, cuando los cofrades alimentaban a aquellos peregrino que pasaban y hacían una parada obligada en la iglesia de Santa María la Real y Antigua. En aquel momento se trató de una labor de caridad que ahora se ha convertido en una de las fiestas más singulares de la capital burgalesa y del barrio de Gamonal.