«Me emocioné en mi despedida; será muy especial volver»

C.P.
-

Deon Thompson regresa mañana al Coliseum para defender los colores del Unicaja de Málaga

«Me emocioné en mi despedida; será muy especial volver» - Foto: Luis López Araico

Todavía se acuerda del día de su adiós. Fue un 6 de enero contra el Barcelona Lassa. No tenía por qué jugar, pero quiso hacerlo. Al acabar el partido, los aficionados bajaron a reconocer su esfuerzo y compromiso durante los 49 encuentros en los que defendió los colores del San Pablo. No fueron muchos, pero Deon Thompson se ganó de forma unánime el cariño del Coliseum, donde mañana volverá como jugador del Unicaja. «Me emocioné en mi despedida, será muy especial volver», reconoce el americano.

Su relación con el San Pablo duró hasta que el Zalgiris llamó a su puerta a mediados de la temporada pasada. Tenía una cláusula de salida y decidió ejercerla: «Fue una decisión muy difícil porque tenía una conexión especial con la grada y la ciudad.  Cualquier jugador que haya pasado por allí sabe lo especial que es jugar con toda esa gente animando, pero estar en la Euroliga era una oportunidad que no podía dejar pasar para seguir creciendo».

Tras media campaña en Kaunas y no salir adelante la negociación para continuar, Thompson firmó por dos años con el Unicaja y mañana regresará al Coliseum como visitante. «Estoy deseando volver. Espero que me reciban bien y no me piten porque yo solo guardo buenos recuerdos», cuenta entre risas.

Pese a la nostalgia que pueda tener, es consciente de que una vez que pite el árbitro se vivirá una intensa batalla entre «dos buenos equipos». Destaca la importancia de «frenar a los tiradores» azulones y «aplicarse en el rebote» para sacar algo positivo de la que un día fue su casa. «Tienen un gran equipo y juegan muy buen baloncesto. Tendremos que estar intensos para no dejar tirar a McFadden o Benite y también controlar a Fitipaldo en la dirección de juego», analiza el ala-pívot californiano, que reconoce que habla a menudo con Huskic y Tokoto. «Mantengo buena relación y sigo la trayectoria del equipo tanto en la ACB y como en la Basketball Champions League», añade.

A su juicio, el San Pablo tiene potencial para meterse en el play off de la Liga Endesa, aunque asegura que todavía es pronto para pensar en ello: «Tienen argumentos para estar ahí, pero todos sabemos lo duro que es cada partido en esta competición. Ni siquiera ha transcurrido un tercio de la liga y ahora los equipos debemos centrarnos en mejorar día a día y no pensar tanto en el final».

Tras su paso por Burgos, la  adaptación de nuevo a la Liga Endesa ha sido rápida y está encantado con tener 21 grados en Málaga en pleno noviembre. «Guardo muy buenos recuerdos de Burgos, pero no echo de menos el invierno. ¿Cómo hace ahora por allí?», pregunta con una sonrisa. Después, se pone más serio y asegura estar «muy contento» en un equipo que cree en él y que le ha ofrecido un buen proyecto.