40 entidades burgalesas se unen contra el cambio climático

I.E.
-

Comienza una semana de acciones para promover el respeto al medio ambiente que culminará el viernes 27 con una huelga estudiantil y una gran manifestación en el centro

40 entidades burgalesas se unen contra el cambio climático - Foto: Jesús J. Matías

Ayer mismo daba inicio la Semana de Acción por el Clima con una sentada en la Plaza Mayor, que fue el prólogo de innumerables iniciativas que se desarrollarán hasta el viernes 27 de septiembre, día en que está convocada una gran manifestación por el centro y una huelga estudiantil. En la organización de todos estos eventos se han implicado hasta 40 organizaciones burgalesas cuyo propósito no es otro que sensibilizar a la sociedad de la necesidad de implementar medidas para combatir el cambio climático y de protección del medio ambiente.
En la presentación de esta semana estuvieron presentes ayer Andrés Amayuelas, por Amycos; Eva Miguel, de CCOO;Sofía Azcona, de Friday for Future; Ángel Pérez, de Friday for Future y Greenpeace; Pedro Luis Gómez, de Cooperativa Energética y Ecologistas en Acción, y Abel Porras, también de la Cooperativa Energética. No obstante están implicadas también entidades como Andando Burgos, Burgos Con Bici o Juventudes por el Clima.
Hoy está programada a las 12,30 horas una bicicletada en la Plaza del Cid y mañana a las 13 horas tendrá lugar una recogida de basuras en los márgenes del Arlanzón, frente al Museo de la Evolución Humana (MEH). Sin embargo, quizá el hito más importante sea la moción que será presentada el lunes en el Pleno del Ayuntamiento para solicitar la declaración de emergencia energética. Según advirtió Pedro Luis Gómez, está previsto que Podemos y PSOE den su apoyo y el resto de formaciones «no se ha pronunciado», aunque se espera que Vox vote en contra.
En caso de salir adelante esa declaración el Ayuntamiento de Burgos se comprometería a tomar medidas para alcanzar el objetivo de reducir a cero las emisiones de gases de efecto invernadero; a aplicar un plan de adaptación en la ciudad para que Burgos sea neutra en carbono al 50% en 2030 y al 100% en 2050; a desarrollar un programa de adaptación de la capital a las consecuencias del cambio climático, tales como las olas de calor o el aumento de la temperatura media;a trabajar en el cumplimiento de los objetivos de la UE en cuanto a reciclaje;priorizar en políticas públicas las opciones con menor impacto ambiental, y a crear un grupo de trabajo para la toma de decisiones políticas ambientales, subrayaron los colectivos.