Ordena ejecutar el fallo del proceso de selección del Cenieh

DB
-

La sentencia es firme y el TSJ dicta que debe llevarse a cabo en los próximos días, aunque todavía cabe interponer recurso de revisión

Ordena ejecutar el fallo del proceso de selección del Cenieh - Foto: Christian Castrillo

La anulación del proceso selectivo del Centro Nacional de la Evolución Humana (Cenihe) tendrá que hacerse efectiva en los próximos días.Así lo recoge un oficio del TSJ, que declara firme la sentencia del pasado mes de junio que ordenaba repetir el proceso de selección por las «múltiples irregularidades observadas», tales como no valorar los currículos de acuerdo a las bases y establecer nota de corte para las entrevistas. La sentencia tiene origen en el recurso que presentó uno de los aspirantes a la dirección del centro, Manuel Santonja, que se quedó sin el puesto. De las 9 causas que esgrimió para impugnar el procedimiento, la Sala rechazó una, le dio la razón en siete y no entró a valorar la última. 
Al puesto  se presentaron 18 aspirantes, se descartaron dos a las primeras de cambio por no disponer de la titulación mínima, y luego otras ocho por corresponder a personas recién tituladas de áreas no afines al Cenieh. De los ocho restantes, la Comisión valoró sus currículos y memorias descriptivas y decidió que solo cuatro pasaran a la fase de la entrevista. Al final, María Martinón se hizo con el puesto. A este respecto, la todavía directora del Cenieh asegura que seguirá trabajando como hasta ahora hasta que la citada sentencia sea ejecutada. «Estoy tranquila porque es un juicio contra un proceso de selección, no contra mí ni contra mis méritos», ha declarado a este periódico.
Cabe recordar que la sentencia estima que la valoración del currículum y la memoria descriptiva «se revela insuficiente, por cuanto la puntuación no está debidamente motivada», lo cual constituye «un defecto de forma causante de indefensión». Los criterios de puntuación, abunda el fallo, «deben exteriorizarse antes de la valoración, pues en otro caso no hay forma de comprobar si se ha evaluado o no la experiencia» del recurrente «como director de museos y campañas de excavación». Además, según uno de los vocales de la Comisión, «no se valoraron los currículums y memorias sino la producción científica de impacto y proyección internacional». Ello dio lugar a la selección de los 4 candidatos ‘finalistas’, tras lo cual sí se confeccionó una tabla de baremación que «no satisface las exigencias jurisprudenciales» para razonar la concesión de puntuaciones a los candidatos. (más información en edición impresa)