Tirotea la casa de un agente medioambiental que le multó

I.E.
-

Un vecino de la comarca de Oca disparó el fin de semana contra el domicilio, en cuyo interior había menores

Tirotea la casa de un agente medioambiental que le multó

Un vecino de la comarca de los Montes de Oca acudió el sábado a medianoche al domicilio de un agente medioambiental de Valmala para amedrentarle después de que el funcionario le hubiera multado por una quema ilegal de residuos. El hombre -al parecer sin licencia de armas- portaba una escopeta y realizó varios disparos contra el domicilio del agente, en cuyo interior dormían menores, según denuncia la Asociación-Sindicato Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla y León (Apamcyl).
Hace unos meses el agresor llevaba a cabo una quema autorizada de rastrojos -según señalaron a este periódico- pero fue sorprendido  quemando un neumático. La sanción económica le fue comunicada hace unos días y su reacción no fue otra que desplazarse hasta la vivienda del agente para atentar contra él y amenazarle gravemente. Los hechos han sido denunciados ante la Guardia Civil, que ya ha iniciado las investigaciones para esclarecer los hechos.
Apamcyl condena rotundamente la agresión y exige a la Fiscalía y a la Benemérita que identifiquen al sujeto, «pues es presunto autor de un delito de atentado grave contra un agente de la autoridad con la agravante de uso de arma de fuego, castigado con penas de hasta 4 años de prisión.
La asociación reitera las exigencias a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente sobre la seguridad de los agentes, que en los últimos años están sufriendo cada vez más agresiones contra su integridad física. A juicio de la organización se ha llegado a esta situación por culpa de que se han ido retirando paulatinamente a los agentes las armas y medios de defensa y también por el «penoso protocolo de seguridad» que ha establecido la Junta de Castilla y León. El incremento de atentados demuestra «que no funciona el citado procedimiento».
Apamcyl advierte, como ya lo hizo en la última reunión de la Comisión de Riesgos Laborales, de que el Gobierno autonómico «no está tomando en serio la seguridad de los agentes medioambientales». De no poner remedio a ello de forma contundente, la organización teme que «será cuestión de tiempo tener que lamentar daños personales».
Los integrantes de la asociación instan a la Junta a la retirada del actual procedimiento de seguridad y la puesta en marcha de «un protocolo serio» con medidas urgentes y proporcionadas a los riesgos a los que se enfrentan a diario estos funcionarios.
Desde la Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales (Aeafma) también se condenan «estos gravísimos hechos» y exigen el esclarecimiento del caso y una contundente condena a los responsables. También estudia la personación en la causa, como ya se ha hecho en otras agresiones de carácter grave.