En el desarrollo económico está el futuro

Á.M.-A.S.R-F.T.-J.M.
-
De izquierda a derecha, Martínez, Moneo, Peña, Nacarino y Martín-Albo - Foto: Alberto Rodrigo

Tercera entrega del encuentro de candidatos al Congreso por la provincia de Burgos. Responden a la cuestión de cómo afianzar un futuro estable para los habitantes de toda la provincia

Uno de los capítulos recurrentes y cruciales en todas las campañas son las políticas económicas. Miranda y el entorno de Garoña, las zonas donde más se ha cebado la crisis, es la preocupación y también la prioridad para todas las formaciones. Mientras el PSOE o Unidas Podemos apuestan por las renovables, Vox lo hace por bajar los impuestos.

SANDRA MONEO (PP)
Sigo manteniendo el discurso de que Burgos tiene una riqueza industrial importantísima y que en los polígonos hay empresas líderes en el ámbito mundial. No me refiero sólo a la automoción, sino también a otros sectores en los que son un referente en innovación y tecnología.

¿Cuál es nuestra asignatura pendiente? Los polígonos industriales de las comarcas. Estoy hablando de la zona de Miranda de Ebro, que ha sido fuertemente golpeada por el cierre de la central de Santa María de Garoña. Hay un polígono de Ircio, impulsado por la Junta de Castilla y León, que tiene un precio del metro cuadrado muy competitivo, pero el Norte de Burgos tiene que tener un plan específico de reindustrialización. Y eso pasa por una política fiscal absolutamente favorable en la instalación de empresas. La situación no es la misma en el Norte que en el Sur de la provincia ya que en Aranda, en Prado Marina, hay compañías de referencia como Pascual, Michelín, GSK (más conocida como Glaxo) y tiene también la zona de la Ribera del Duero... Ahí lo que hacen falta son mejoras en las comunicaciones.

No me gusta hablar de un Plan Garoña porque no trajo absolutamente nada. Por cierto, aquí estamos cinco personas con responsabilidades políticas, aunque es cierto que Vox no tenía representación, pero solo el PP votó a favor de su continuidad. Esa es la realidad.
AURORA NACARINO (CS)
Al Partido Popular y al Partido Socialista los hemos oído hablar sobre un Plan de Reindustrialización de Garoña no sé ni cuántas veces y estamos igual. Es cierto que había agotado su vida útil, que la seguridad es lo primero y se vio que no era rentable la inversión que había que realizar para garantizar las medidas de seguridad. Dicho esto, tampoco podemos perder de vista que entre empleos directos e indirectos daba trabajo a mil personas que necesitan respuestas. A mí me parece bien que se hable de reindustrializar, pero en Ciudadanos creemos que hay un montón de empresas en la zona y trabajadores cualificados con experiencia en la central que podrían liderar las labores de desmantelamiento. Podemos aprovechar ese tejido industrial y esa mano de obra para dar empleo y revitalizar una zona que también es preciosa y con unas posibilidades fantásticas para el turismo rural.
ESTHER PEÑA (PSOE)
Hay que decir que la economía de este país está creciendo al 2,2%. Lo que queremos hacer desde el PSOE es lo que hemos hecho estos nueve meses: que ese poder económico llegue al bolsillo de los ciudadanos. Es decir, subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), aumento de las pensiones, creación de nuevos subsidios...

Por otro lado hay que decir que esto va de competitividad entre empresas y, por desgracia, también con otras provincias.  O con lo que algunas instituciones pretenden que seamos. Es verdad que la apuesta por el Parque de Proveedores en Palencia nos hace mucho daño a todo el sector del automóvil. Y eso es una cosa que hace la Junta de Castilla y León. Hay que cambiar esa pretensión de favorecer siempre a otros sitios.

En cuanto a los polígonos, hay que decir que ponerlos porque sí no trae nada y menos cuando en algunos no hay electricidad ni conectividad móvil. No hay que hacerlos sino llenarlos y hacer una política como, por ejemplo, la del Ayuntamiento de Miranda.
En esta provincia tenemos también una oportunidad en el fenómeno de la transición ecológica. El Gobierno de Pedro Sánchez pretende que para el año 2030, el 74% o el 75% de la electricidad que consumamos sea de renovables. Y aquí,  aunque en los últimos años ha ido para abajo por la apuesta del gobierno de turno por el impuesto al sol y por una serie de medidas que hicieron que las renovables quedaran atrás, Burgos tiene un potencial tremendo. Estamos hablando de un sector de innovación tecnológica y generador de empleo de calidad. Sobre la reindustrialización del entorno de Garoña, hablamos de Miranda,Merindades y nosotros nos queremos centrarnos también en La Bureba.

LOLA MARTÍN-ALBO (UP)
Para hacer política, crear infraestructuras y puestos de trabajo y para fomentar el empleo y planes de reindustrialización hacen falta ingresos. Y nosotros lo que queremos es que paguen más los que más tienen. Eso implica progresividad en el IRPF, que se pague el Impuesto de Sociedades al tipo nominal y no al efectivo, rebajarlo para las pymes y autónomos, pero que las grandes paguen. Y también que nos devuelvan los 60.000 millones de euros del rescate bancario. Eso para incrementar la bolsa, porque se puede hablar mucho pero si no hay dinero no se pueden hacer las cosas. Hay que tener la voluntad de exigirlo y de poder plantar cara a los grandes poderes económicos.

Con referencia al plan de reactivación económico de Garoña, para nosotros es fundamental. Hablamos de hacerlo a través de la transición energética. Hay que implementar allí medidas referidas a las renovables que crean empleos estables y de calidad. También creemos que es necesario fomentar las industrias de transformación agroalimentaria en la zona y aprovechar los recursos naturales. Hay que hablar con la gente de los sitios para saber qué es lo que hay y qué se puede optimizar, y ayudar también a la ganadería extensiva. Y lo que también es muy importante es enfocar la zona desde el punto de vista del turismo rural porque realmente es preciosa.

JAVIER MARTÍNEZ (VOX)
Nosotros apostamos mucho por la familia y planteamos desde nuestro programa una reducción del 50% en el IBI a las que tengan hijos y la exención para familias numerosas. Proponemos eliminar el Impuesto de Sociedades y a nivel de empresas proponemos que para las primeras contrataciones haya dos años en los que no se tribute por ellos. Respecto a Garoña, ha sido un grave error cerrarla. Es muy fácil decir que ha costado mucho dinero mantener y acondicionar la central y ahora estamos hablando de que tenemos a más de mil familias que no sabemos que hacer con ellas y de cuánto nos vamos a gastar para rehabilitar la zona.

Sobre los tributos, creemos que el impuesto del diésel tiene que desaparecer y para el mundo rural defendemos que el 50% de los impuestos se tienen que eliminar porque no es normal que se pague lo mismo en un pueblo como este (Quintanalara) que en una capital de provincia.