Las campanas piden en Sedano ser Patrimonio Inmaterial

I.L.H.
-
Las campanas piden en Sedano ser Patrimonio Inmaterial - Foto: Luis López Araico

Hispania Nostra, Campaners d'Albaida, el Museo Internacional del Toque Manual de Campanas y campaneros de Zamora, Palencia y Burgos reclaman en el geoparque de Las Loras que la Unesco proteja el lenguaje de los badajos y tener su propio Día Mundial

Las campanas móviles de Villaltano (Palencia) y Zamora, las de la iglesia de Sedano y las de los municipios del geoparque de Las Loras han sonado a mediodía para pedir que el toque manual sea reconocido por la Unesco como Patrimonio Inmaterial. La iniciativa busca que no se pierda un lenguaje milenario que ha sido imprescindible en el mundo rural y que debe continuar siéndolo para fortalecer la España vaciada. El reconocimiento quiere abarcar la protección de las campanas y de los campanarios donde se ubican, así como la formación de campaneros, un oficio en peligro de extinción.

Para reivindicar su sonido y el toque manual, se han reunido en Sedano miembros de Hispania Nostra, Campaners d'Albaida y el Museo Internacional del Toque Manual de Campanas (MitMac), promotores de la iniciativa. Y lo han hecho en el geoparque de Las Loras para mostrar su apoyo al mundo rural. Al evento se han unido representantes del geoparque, los subdelegados de Burgos y Palencia y el subsecretario del Ministerio de Cultura, Javier García Fernández, que "ha respaldado la iniciativa desde el principio", según han apuntado sus organizadores.

Además de hacer sonar las campanas, la fiesta ha servido para desplegar una lona gigante en el que se reivindica esa protección de la Unesco y para presentar la página web www.toquemanualdecampanas.es, desde la que se quiere recoger información sobre los campaneros, campanarios y campanas que hay en el país, su estado de salud y las soluciones a su problemática.

La iniciativa también persigue conseguir que se declare un Día Internacional de las Campanas, que quieren que coincide con el Día de la Paz, el 21 de septiembre: "Queremos que sea ese día para transmitir a los cuatro vientos la paz entre los pueblos", ha señalado Antonio Berenguer, de los Campaners d'Albaida.