El centro registra 40 aperturas de comercios, 14 más que hace un año

B.G.R. / Burgos
-

Los nuevos negocios creados entre enero y mayo pertenecen, principalmente, al textil y están en las calles peatonales. En Gamonal, la bolsa de locales vacíos baja un 25% en 3 años

En Laín Calvo han abierto sus puertas al menos dos tiendas de ropa y una de calzado de niños. - Foto: Alberto Rodrigo

Las dos grandes zonas comerciales de la ciudad, el centro histórico y Gamonal, han notado una mayor actividad en estos primeros meses de 2015. No solo se han creado nuevos establecimientos sino que estos parecen consolidarse y los cierres disminuyen progresivamente, dejando atrás una época en la que algunos negocios apenas sobrevivían el primer mes.
La asociación Centro Burgos ha contabilizado hasta 40 nuevas aperturas -sobre todo en este entorno y algo menos en la zona sur- entre enero y mayo, mientras que en el primer semestre del año pasado solo se registraron 26. Los sectores que han concentrado el mayor número de negocios recién puestos en marcha han sido el textil, principalmente de tiendas de mujer y niños, así como franquicias de bajo coste y multimarcadas, seguido de los regalos y complementos y de los centros de estética y cuidado personal.
Las calles peatonales son las que han estrenado más comercios, según explica la gerente de la agrupación zonal, Belén Marticorena, que añade en este punto que la revisión de la mayoría de los alquileres ha permitido el cambio de ubicación a primera o segunda línea comercial de los que estaban localizados en zonas más alejadas. «Prácticamente se han renegociado todos los contratos con bajas de entre un 20 y un 25%», precisa.

Evolución positiva

La valoración de la evolución del sector en estos primeros cinco meses es positiva para la asociación zonal, no solo por el crecimiento del ritmo de las nuevas aperturas, sino también por un freno de los cierres, que apenas se han detectado en este periodo salvo excepciones. Es el caso de la zapatería Parriego, en la Plaza Mayor, que puso fin a su actividad en abril al finalizar su contrato de renta antigua. En este punto, Marticorena señala que «la mayoría de los establecimientos tienen hoy en día actualizada su renta».
Y si el centro registra nuevas aperturas, Gamonal también ha visto una reactivación de su actividad, aunque en este caso los datos concretos no estarán disponibles hasta septiembre. El gerente de Zona G, Borja García, coincide en que los nuevos negocios «parecen consolidarse», a diferencia de lo que ocurría hace dos años, cuando algunos «no llegaban ni a un mes», de tal manera que  los creados en 2015 permanecen abiertos a día de hoy.  «Esto puede deberse a un pequeño repunte de la economía, ya que el sector está apreciando una leve mejoría de las ventas desde comienzos de año que se mantiene y que parece que continuará así», explica, poniendo como ejemplo de ese movimiento el éxito de la feria de stockaje Gangamanía, en la que algunos participantes se quedaron sin género.
En esta zona de la ciudad y hasta la fecha, García asegura que se han abierto panaderías-pastelerías, inmobiliarias, tiendas de accesorios para el móvil y de informática, que se concentran en calles como Francisco Grandmontagne, Eladio Perlado, Vitoria y Arzobispo de Castro.
Otro indicador de esa tendencia al alza se percibe también en la bolsa de locales vacíos que la asociación Zona G creó en 2012 y que se ha reducido un 25% hasta los 30 disponibles en la actualidad. Algunos llevan en la base de datos desde su inicio por cuanto se trata de establecimientos muy grandes o que requieren de importantes reformas. Y es que, según precisa García, el emprendedor de hoy en día busca todo lo contrario: «Espacios de pequeñas dimensiones y situados en zonas estratégicas».