La deuda pública crece un 4% en un año en Castilla y León

SPC
-

La Junta destaca que el endeudamiento es 3,3 puntos inferior a la media del país y recuerda que la región se mantiene como la octava comunidad más saneada

La deuda pública crece un 4% en un año en Castilla y León

La deuda viva de la Comunidad ascendía a 12.708 millones de euros a 30 de junio de 2019, lo que supone el 21,3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), y una cifra récord no registrada hasta entonces, puesto que creció un 4,05 por ciento en relación al mismo periodo de 2018, al sumar 495 millones. También creció en relación al primer trimestre un 2,08 por ciento, 260 millones más, según la estadística del Banco de España recogida por Ical. La Junta, sin embargo, remarcó que Castilla y León se mantiene como la octava autonomía más saneada del país, puesto que su ratio del 21,3 por ciento es 3,3 puntos inferior a la media, que se sitúa en el 24,6 por ciento del PIB nacional.
La aportación de Castilla y León al endeudamiento global de las autonomías españolas es «limitada», según el Ejecutivo, puesto que al término del segundo trimestre del año se cifraba en el 4,23 por ciento del total de las comunidades, contabilizado en 300.587 millones de euros.
A esa misma fecha y en términos absolutos, Castilla y León sumaba 12.708 millones de euros de pasivo. Esta cantidad representa el 21,3 por ciento del Producto Interior Bruto y permite conservar la octava posición en la lista de territorios menos endeudados de España, por detrás de Canarias, País Vasco, Madrid, Navarra, Galicia, La Rioja y Asturias. «Se trata de una buena posición relativa que denota la responsabilidad con la que la Junta utiliza esta fórmula de financiación», destacó el Gobierno autonómico en un comunicado.
déficit. La Junta de Castilla y León tuvo unas necesidades de financiación de 376 millones de euros hasta julio de este año, 189 millones más que en el mismo periodo de 2018, lo que supuso un déficit del 0,62 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) autonómico, cuando un año antes se situó en el 0,32 por ciento, según los datos difundidos ayer por el Ministerio de Hacienda y Función Pública.
El objetivo de déficit para todo el año es del 0,1 por ciento. Castilla y León se comportó por encima del conjunto de las autonomías, que incurrieron en un déficit de 3.090 millones de euros, el 0,25 por ciento del PIB global; cuando un año antes había un total de 46 millones, el cero por ciento sobre el PIB.