Doble ración de solidaridad

DB
-

La Guardia Civil destina al Banco de Alimentos y Cáritas Diocesana los 320 lotes íntegros de productos cárnicos que Campofrío donó al instituto armado. La Policía Nacional también manifestó ayer que entregaría estos alimentos a ambas asociaciones

La Guardia Civil ha repartido este miércoles en Burgos un total de 320 lotes de alimentación que le había donado Campofrío a diferentes colectivos vulnerables. El reparto se enmarca dentro de la iniciativa de la empresa cárnica de reconocer con alimentos a quienes se encuentran en primera línea de trabajo para combatir la crisis provocada por al COVID-19, como sanitarios, bomberos, voluntarios de Protección Civil y miembros de los Cuerpos de Seguridad.

Este pasado lunes, la multinacional de origen burgalés aportaba a la Comandancia un total de 350 kilogramos de alimentos y agua repartidos en 320 lotes, como reconocimiento a su labor diaria durante la pandemia. La Guardia Civil decidió donar a su vez todos estos alimentos a Cáritas Diocesana y al Banco de Alimentos de Burgos, con el objetivo de que el destino final de los mismos sean las personas con menos recursos.

 

Entrega de la Guardia Civil al Banco de Alimentos de los productos donados por Campofrío.Entrega de la Guardia Civil al Banco de Alimentos de los productos donados por Campofrío. - Foto: OPC