Air Nostrum afirma que pierde en Burgos 130.000 euros al año

Á.M.
-

El viernes expuso a los cinco grupos municipales que pierde 130.000 euros al año. La respuesta fue que haga una apuesta más firme por mejorar la conexión con Barcelona

Air Nostrum afirma que pierde en Burgos 130.000 euros al año - Foto: Alberto Rodrigo

Air Nostrum ha comenzado a mover ficha. Representantes de la filial de Iberia se reunieron este viernes con el alcalde, Daniel de la Rosa, los portavoces de PP, Cs y VOX, Javier Lacalle, Vicente Marañón y Ángel Martín, y la concejala de Podemos Margarita Arroyo. Fue el primer encuentro entre la compañía, que recibe 1,2 millones de euros de dinero público municipal cada año por operar tres rotaciones semanales con Barcelona desde el aeropuerto de Villafría, y la nueva Corporación. El punto único del orden del día, valorar el funcionamiento de ese contrato y comenzar a despejar el horizonte.
El contrato se firmó por dos años y concluirá en junio de 2020. Si bien cabe la posibilidad de prorrogarlo, es perentorio conocer los planes de la empresa para que el Ayuntamiento pueda, a su vez, tomar las decisiones que considere oportunas. Si no hay acuerdo y la decisión es mantener la política de subvenciones encubiertas, la ciudad necesita saberlo lo antes posible para diseñar una oferta que pueda atraer a otros posibles operadores o a la propia Air Nostrum, pero en otras condiciones.
Lo cierto es que el punto de partida no es óptimo. La aerolínea asegura que pierde dinero operando en Burgos. Concretamente 130.000 euros más IVA cada año, según los datos que pusieron el viernes encima de la mesa. Además, contaron que Burgos se encuentra en el nivel más bajo de su red en ingreso por pasajero.
Por contra, las cifras que encara la ciudad no son baladíes. Si bien es cierto que parece que la conexión se va asentando y en el segundo año conseguirá incrementar los pasajeros con respecto al primero, en los 12 primeros meses de operatividad la conexión registró 9.700 viajeros, lo que significa que la ciudad pagó 250 euros de dinero público por cada viaje de ida y vuelta, a lo que hay que sumar los 126 euros que le cuesta al comprador un viaje de ida y vuelta (del miércoles 23 al viernes 25 de octubre, por ejemplo). La suma está en cifras de algunas ofertas para hacer Madrid-Nueva York.
Contrasta también la situación de Burgos con respecto a la de otros aeropuertos cercanos que funcionan por el mismo sistema: pagar a Air Nostrum para que haya vuelos. León es el caso paradigmático. Allí ‘aflojan’ la misma cantidad anual, pero a cambio multiplican por cinco el número de vuelos desde Villafría, tienen más frecuencias con Barcelona y además operan a Palma, Menorca, Ibiza y Málaga. Sin embargo, la compañía insiste en que las condiciones actuales no le rentan.
Air Nostrum también tiene argumentos de peso que no necesita invocar porque son conocidos por parte de todos los grupos municipales, o al menos por parte de los que pueden inclinar la balanza. Una pésima gestión de las ayudas públicas provocó fiascos como los de León Air, una dura crisis de confianza entre los pasajeros y el alejamiento de la propia Air Nostrum, empresa especializada en operar vuelos regionales y que ha demostrado fiabilidad en las terminales de Castilla y León. Eso no se arregla en dos años. Eso hay que pagarlo.

[Más información en la edición impresa]