Tudanca lamenta que PP y Cs "se carguen la sanidad pública"

SPC
-

El secretario regional socialista asegura que «no se puede permitir un lío más», en referencia al polémico cese del gerente del Hospital de Burgos

Ánder Gil y Luis Tudanca (d), ayer enMadrid. - Foto: Juan Lazaro (Ical)

El secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, cargó ayer contra el bipartito de PP y Cs que gobierna en la Comunidad, a los que acusó de «cargarse lo poco que quedaba en pie de la sanidad pública», en referencia al polémico cese del gerente del Hospital Universitario de Burgos, que ha desatado la ira de los jefes de servicio del centro burgalés, que exigieron un reunión urgente con la consejera del ramo, Verónica Casado. Tudanca subrayó que en estos meses en la Junta, ambas formaciones «han conseguido demostrar en poco tiempo que las cosas tenían que cambiar en Castilla y León, pero han cambiado a peor». El socialista justificó esa afirmación por la negativa del PP a cumplir el acuerdo firmado por la anterior Junta con los sindicatos el pasado 21 de mayo para recuperar las 35 horas semanales.
Sobre el cese del gerente del Hospital Universitario de Burgos, Tudanca aseguró que «cuando parecía que no se podían hacer las cosas peor en Sanidad, llegó Ciudadanos a Castilla León, y entre Ciudadanos y el PP se están cargando lo poco que quedaba en pie de una sanidad pública que sigue desmantelada, recortada y privatizada», a la que hay que añadir este enfrentamiento con los profesionales que dijo ser «fruto de la falta de diálogo». El líder de los socialista aseguró que la Sanidad «no se puede permitir un lío más» que se sume a la falta de profesionales, la amenaza de cierre de consultorios médicos o el deterioro de centros de salud en zonas rurales, frente a lo que verdaderamente dijo que necesita como es «ir hacia mejor y no ir hacia peor».
Tudanca lamentó además haber visto «cómo PP y Cs renunciaban a su responsabilidad» con los ciudadanos de la Comunidad y ponían las instituciones regionales al servicio de su partido en Madrid, «hurtando la voz de los castellanos y leoneses y la voz que Castilla y León debe tener en las instituciones nacionales».
Según denunció, antepusieron el «reparto de cargos y el mercadeo» entre ayuntamientos, diputaciones y la propia Junta. Sin embargo, alegó que «lo más grave que hicieron fue dejar de defender los intereses de los ciudadanos» frente a cuestiones como la despoblación, con una «tierra que se desangra» y que pierde 25.000 habitantes cada año «fruto del deterioro de los servicios públicos y de la falta de oportunidades para los jóvenes», y no fruto de «ninguna plaga bíblica».
Unas críticas lanzadas por Tudanca ayer en Madrid tras el encuentro que mantuvo con la Dirección del Grupo Parlamentario Socialista en el Senado, y que encabeza el senador por Burgos y portavoz Ánder Gil.
Balance positivo

En la reunión, se analizó la que Gil denominó como «efímera legislatura» ante la falta de acuerdo para lograr una investidura, y ante la que, a pesar de todo, hicieron un «balance positivo» por haber podido llevar a cabo medidas como la constitución de una Comisión Especial sobre Evolución Demográfica que pretendía poner sobre la mesa soluciones a un «problema de Estado». Sin embargo, lamentó que «todas las esperanzas que teníamos depositadas en esta comisión especial va a quedar interrumpido» ante el bloqueo del que culpó tanto a PP y Ciudadanos como a Unidas Podemos.
Con las Cortes disueltas, entramos ya en periodo electoral y Tudanca manifestó ser «muy conscientes de la frustración que tienen los ciudadanos», pero defendió que el PSOE es el partido que «más empeño» ha puesto para evitar la repetición electoral. «Nosotros no queríamos una repetición electoral, solo quieren repetir los que han sacado mala nota y nosotros la sacamos buena. El PSOE ganó las elecciones en Castilla y León y en España», recordó.
«Quienes querían repetir las elecciones fueron los que sacaron mala nota» reiteró, y deseó no dar una nueva oportunidad a los que perdieron porque «ya no tenemos que alertar de lo que pasaría si... Ya sabemos lo que va a pasar, y es que si las derechas pueden pactarán».