No venderá alcohol en El Montecillo tras un aviso de sanción

I.M.L.
-

La Policía Nacional recuerda verbalmente al club que incumplía la Ley Contra la Violencia en el Deporte al dispensar bebidas alcohólicas en el estadio

No venderá alcohol en El Montecillo tras un aviso de sanción - Foto: Julio Calvo Recio

La celebración el pasado domingo del partido de vuelta de la primera ronda del play off de ascenso a Segunda B en el Estadio Municipal El Montecillo entre la Arandina y el Deportivo Aragón tuvo una consecuencia extradeportiva, más allá de la remontada que daba paso a la escuadra blanquiazul a las semifinales de ascenso. Fuera del terreno de juego, algunos aficionados acudían al bar de las instalaciones para paliar la sed y el calor, optando algunos por bebidas con diversa graduación alcohólica, a pesar de que desde el club negaban este particular. Un hecho que llamaba la atención y más teniendo en cuenta que la legislación en materia deportiva prohibe ese hecho. Consultadas fuentes de la Policía Nacional, confirmaban a esta redacción que se pudo comprobar la veracidad de esta circunstancia y que se les hizo ver a miembros de la junta directiva esta ilegalidad, avisándoles que, de repetirse, se podría levantar un acta con la consiguiente imposición de sanciones.

Esta legislación está en vigor desde el año 2007 y dicta textualmente que «queda prohibida en las instalaciones en las que se celebren competiciones deportivas la introducción, venta y consumo de toda clase de bebidas alcohólicas y de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas», según recoge el artículo 4 de la Ley Contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte. Esta norma con 12 años de existencia califica como grave la infracción de este artículo, por lo que llevaría acarreada una sanción económica de 3.000 a 60.000 euros, en el caso de infracción reincidente, a lo que se podrían sumar una sanción de dos meses de inhabilitación contra los organizadores y la clausura del recinto por el mismo periodo.

A pesar de que cualquiera que acudiese al Estadio El Montecillo pudo ver cómo se dispensaban el pasado domingo todo tipo de bebidas con graduación alcohólica en el recinto deportivo, desde la directiva de la Arandina niegan la mayor. «No se ha vendido alcohol, ni se vende alcohol, ni se va a vender alcohol. ¿Ha habido alguna amonestación? No, no ha habido ninguna amonestación, ni aviso verbal, nada», aseguraba tajante Francisco Galán, miembro de la junta directiva de la Arandina, que repetía de manera insistente que «está prohibido vender alcohol y que no se ha vendido alcohol».

«La junta directiva tiene completo desconocimiento de lo que sucedió en ese momento y, seguramente, el alcohol se introdujo en el estadio de una manera personal, alguno de los colaboradores que se encargaban de las barras pudo dejar que algunos aficionados de la grada de sol depositaran sus bebidas dentro del bar», argumentaba Galán a modo de explicación de lo sucedido el pasado domingo.
Sin embargo, la dispensación de bebidas alcohólicas en el interior del recinto es algo que no se le escapa a nadie que acuda a los partidos. De hecho, desde el departamento técnico de la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento arandino aseguran que, «en reiteradas ocasiones, con motivo de alguna reunión por otros asuntos, se ha recordado al club la prohibición de vender alcohol en el estadio», ya que las instalaciones son propiedad municipal, aunque es la Arandina la encargada de la organización de estos eventos y, por lo tanto, responsable de lo que suceda durante los mismos.

De manera paralela, a tenor de que la ley también impide introducir bebidas alcohólicas y otras sustancias en los recintos deportivos, el club blanquiazul va a incrementar la seguridad en las puertas de acceso al estadio este próximo domingo para procurar que ningún espectador entre con este tipo de bebidas, ya que este hecho también acarrearía las correspondientes sanciones por infracción de la ley.