El futuro abre una feria con atractivos

Leticia Ortiz
-
El futuro abre una feria con atractivos - Foto: [Diario de Burgos; Christian Castrillo]; Christian

El certamen de jóvenes promesas inicia hoy un ciclo en el que se dan cita varios triunfadores de San Isidro, los profesionales burgaleses y jóvenes diestros que necesitan reivindicarse

El futuro estrenará este año el serial burgalés. Una Feria como una Catedral, como reza el pegadizo eslogan que ha lucido en toda la ciudad desde hace semanas y que, además, se ha podido escuchar en lugares como Madrid, Bilbao o Valladolid de la mano de Tauroemoción, que cumpliendo con lo que ofertó en su día para hacerse con la gestión del coso, ha promocionado el abono por distintos puntos del país.
Es una buena noticia, tanto para Burgos como, sobre todo, para la Fiesta que los más jóvenes, aquellos que tendrán que tomar el relevo en unos años del escalafón actual, puedan hacer el paseíllo en una Feria de la tradición y la importancia de esta. Será esta tarde, en doble sesión (17,30 y 19 horas). Ellos darán el pistoletazo de salida a una semana de espectáculos que culminará el sábado día 6 de julio con el Concurso Nacional de Recortadores que tan buena acogida tuvo en 2018.
Después del futuro de la Fiesta, llega uno de los platos fuertes de la Feria, un cartel a la altura del día grande de las fiestas. Regresa a la capital la ganadería salmantina del Pilar, que tan gratos recuerdos trae a la afición local, y que, en esta ocasión, será lidiada por tres diestros de reconocida trayectoria que llegan a Burgos en distintos momentos. El extremeño Antonio Ferrera aparece como una de las sensaciones de la temporada, al estar atravesando su mejor época profesional. Triunfador en Madrid con una faena para la Historia, en la reciente Feria de Badajoz indultó dos toros en dos días consecutivos. La apuesta de San Isidro, en cambio, no les salió bien a Sebastián Castella y a Morenito de Aranda, autor de la mejor faena de los Sampedros de 2018, que necesitan un triunfo rotundo para reivindicarse
Los grises de Victorino Martín regresan al Coliseum tras dejar un gran sabor de boca el pasado año en un festejo que servirá de despedida para El Cid, torero querido en Burgos que ha entrado en el cartel sustituyendo a Román. Le acompañarán dos jóvenes matadores, pero de amplia proyección, Rubén Pinar y José Garrido, que en un año con tantos puntos de interés en el escalafón necesitan un golpe en la mesa en una Feria como la burgalesa.
vuelve ‘el rey’. El lunes la atención se centra sobre Andrés Roca Rey, el gran fenómeno de la Tauromaquia en las últimas temporadas. El peruano lidiará los toros del ganadero burgalés Antonio Bañuelos junto a Miguel Ángel Perera, que llega tras haber abierto la Puerta Grande de Madrid en San Isidro, y Emilio de Justo, el triunfador de los Sampedros anteriores por su inolvidable tarde ante los astados de Victorino Martín.
Los festejos a pie se cierran el martes 2 con un festejo tradicional de Burgos, más de público que de aficionados, que seguro que despierta interés por la presencia de uno de los ídolos del Coliseum, David Fandila, El Fandi. Completan el cartel Cayetano, que siempre ha dado la cara en el albero burgalés, y un debutante en la capital, el joven Antonio Catalán, Toñete, que quiere demostrar que su vocación taurina no es un capricho. Los tres matadores lidiarán astados de Román Sorando.
Antes de que los festejos populares asalten El Coliseum, la Feria se cerrará el miércoles 3 con una corrida de rejones en la que, con toros de La Castilleja, se anuncian dos triunfadores de Madrid, Leonardo Hernández y Lea Vicens, ambos con Puerta Grande el pasado San Isidro, y el burgalés Óscar Borjas.