350 euros en libros y material en la vuelta al cole

B.G.R.
-

A partir de esa cifra y según las necesidades de las familias, se añaden en los colegios públicos 100 euros de comedor al mes, 16 de Madrugadores y otros 100 al año en extraescolares

350 euros en libros y material en la vuelta al cole - Foto: Patricia González

Septiembre. Fin de las vacaciones. Vuelta al trabajo y también al colegio. Libros, mochilas, cuadernos, comedor, actividades extraescolares... Palabras que traducidas a euros suponen un esfuerzo económico para las familias, difícil de cuantificar en una cifra cerrada ya que las variables son muchas, pero que quienes están más involucrados en el mundo educativo permiten dar una aproximación a lo que supone el coste del regreso a la rutina. El gasto medio ronda los 350 euros solo en libros y material, que se elevan hasta los 420 en el caso de Secundaria y bajan a los 280 en el de Primaria, según los datos facilitados por la Asociación de Libreros y la Federación de Asociaciones de Madres y Padres (Fampa).
El mayor desembolso se lo llevan los ejemplares de texto, entre los 200 y los 350 euros dependiendo de las etapas. A ello, la Fampa suma en la enseñanza pública otros 60 u 80 en material (cuadernos, lapiceros, bolígrafos). Si se hace uso del comedor y no se recibe subvención alguna, hay que añadir a la lista otros 100 euros al mes, y si se necesita el programa Madrugadores o el de Tardes en el Cole (horas no lectivas antes y después de las clases) para poder conciliar la vida laboral y familiar, 16 más.
Las diferencias tienen su explicación en los niveles. En Primaria los ejemplares suelen ser más baratos que en Secundaria y en este último nivel disminuye el gasto en material. Todo ello si se compra el lote completo, algo que los libreros aseguran que cada vez se da con menos frecuencia debido a la extensión del programa de reutilización de la Junta de Releo Plus. En este último caso, un libro cuesta entre 25 y 30 euros en el citado primer ciclo y de 30 a 38 en el segundo, tal y como explica Víctor Adot, vicepresidente del colectivo.
Solo hay dos excepciones, los textos de Infantil y los de los dos primeros cursos de Primaria (80 euros de media), que no pueden volver a usarse porque son más un cuaderno de trabajo. Estos tienen el precio fijado, al igual que los de Bachillerato, según Adot, quien realiza un cómputo similar al de la Fampa. No obstante, precisa que el precio final depende de lo que exijan los colegios, como cuadernillos complementarios, algo que -asegura- se suele dar con bastante más frecuencia en la enseñanza concertada que en la escuela pública, principalmente en Primaria.
Adot reconoce el impacto que está teniendo el Releo Plus, sobre todo en los últimos cursos de esta etapa y en la ESO, donde al ser más caros los ejemplares las familias agotan todas las vías de segunda mano. «No estamos en contra del programa, pero no está clara la duración de los libros y consideramos que los colegios cuando compran textos para completar lotes deberían hacerlo en las librerías y no en las editoriales», subraya. Reconoce que las ventas en Secundaria han caído en torno al 5%, aunque matiza  que la evolución de cada negocio depende de los centros que tenga cercanos y de si estos han renovado o no su listado. Todo ello con permiso de internet, que consideran ahora su gran competidor.
internet o no. Las propias familias reconocen que recurren a las grandes plataformas de compra online, si bien la Federación precisa que «hay de todo». Su presidente, Fernando Cabrejas, enmarca esta práctica dentro de una tendencia generalizada de cambio de hábito de los consumidores, pero considera que hay que «tener presente» al pequeño comercio. De hecho, el vicepresidente de la Asociación de Libreros y responsable de La Llave destaca las facilidades que algunos negocios ofrecen a las familias para asumir este gasto extra permitiendo el pago a plazos.
Con la mochila preparada(las hay de 20 euros pero también de más de 100) y los servicios cubiertos, llega la hora de las actividades extraescolares que realizan la mayoría de los niños. Aquí el cálculo es más difícil, según Cabrejas, ya que en algunos centros son gratuitas al entrar dentro de la programación de la jornada continua. El coste anual de las que promueven las asociaciones de padres ronda los 100 euros. Es el mismo precio de los dispositivos digitales que se requieren en quinto y sexto de Primaria, que deben reunir una serie de características de tamaño o  tipo de procesador y para los que existen ayudas públicas,
La suma puede no tener fin, dependiendo de las preferencias, situación y número de hijos. En lo que todos coinciden es en que la vuelta al cole supone «una cantidad importante de dinero», señala la Fampa, que considera que en la enseñanza pública el coste tendrían que ser «cero» y debería apostarse más por la «reutilización de cualquier tipo de material».