Imane Merga, preparado para ser pentacampeón en Burgos

Ana Isabel Angulo / Burgos
-
Imane Merga, entrando en la meta de Atapuerca en 2013. - Foto: Alberto Rodrigo

El etíope vaticina una carrera muy similar a la del año pasado, con un sprint vertiginoso

Imane Merga ya está en Burgos. Ha inspeccionado el circuito de Atapuerca y ha confesado su deseo de proclamarse pentacampeón del Cross Internacional de Atapuerca. El etíope quiere refrendar la leyenda que le denomina como ‘el rey de Atapuerca’.
Merga llega a la cabeza de Castilla directo desde Adis Abeba (Etiopía), donde ha estado entrenando en altura. Quiere ganar en Burgos y su gran reto son los 10.000 metros en los Juegos Olímpicos. Tiene 27 años y confía en sus piernas y en su preparación para sobresalir en la pista. Quizás el próximo año pase a la maratón.
Con su tímida sonrisa y su suave voz asegura que «vengo a Atapuerca a ganar, aunque sé que va a ser difícil, diría que más o menos igual de difícil que el año pasado donde Edris hizo una gran carrera. Creo que este año mi buen amigo es aún mejor atleta que en 2014. Edris va a ser de nuevo el rival más peligroso. Somos rivales pero también somos amigos y va a ser un duelo muy bonito». Al mismo tiempo explica que él viene en similares condiciones a las del año pasado y que mantiene sus hábitos de entrenamiento: una hora y 20 minutos por la mañana y 50 minutos por la tarde.
El tetracampeón del Cross de Atapuerca vaticina «una carrera parecida a la del año pasado. Edris empezará muy fuerte desde el principio y yo intentaré seguirle. Es cierto que el sprint final es una de mis especialidades, pero es que normalmente los rivales son muy buenos, así que yo les sigo y les adelanto al final. Sé también que vienen los mejores atletas españoles y les veo muy fuertes».
Las quinielas están a favor de Merga pero Edris ha aprendido la lección y ha trabajado para no dejarse sorprender en la última zancada por su compatriota. Todo está preparado para que los africanos, junto a los mejores atletas nacionales y destacadas figuras europeas, mantengan una intensa lucha sobre la tierra de Atapuerca.
Por último, Imane Merga se muestra agradecido a Burgos y afirma que «me encanta correr en Atapuerca, donde me siento muy querido. En este cross y en esta tierra soy muy feliz. Prometo a los aficionados un buen espectáculo así que les animo a que vayan el domingo a Atapuerca. Va a hacer buen tiempo y eso nos gusta a todos». Concluye afirmando que «se corre más rápido cuando ves a mucha gente animando».