Quintanadueñas pone un bus a Burgos los sábados para jóvenes

I.P.
-

El Ayuntamiento atiende una demanda de los padres que se ven obligados a traer y volver a por sus hijos. Saldrá a las 17 horas de Arroyal y pasará por el resto de pueblos. El regreso, a las 23 horas

Quintanadueñas pone un bus a Burgos los sábados para jóvenes

El Ayuntamiento ha dado un paso más en la prestación de servicios a sus vecinos volviendo a mostrarse sensible a las demandas de los padres. Si ya hace un par de años, el Consistorio decidió fletar un autobús -que este curso ya son dos- para trasladar a los escolares del Alfoz de Quintanadueñas a los centros en los que estudian, fuera de instituto de referencia para esta zona que tiene su propio servicio gratuito subvencionado por la Junta de Castilla y León, ahora amplía el servicio a los sábados por la tarde, para que los adolescentes y jóvenes que lo deseen puedan desplazarse hasta la capital para ir al cine, quedar con amigos o realizar otros tipo de actividades. También, explica el alcalde, esta era una demanda de los padres que se ven obligados a acercar a sus hijos en coches a Burgos y volver por la noche a por ellos.
Gerardo Bilbao, alcalde del Alfoz,  explica que el problema se plantea ya a partir de los 12 años cuando los chavales tienen otros prioridades de ocio para las tardes sabatina. Por eso, el servicio se prestará a los adolescentes y jóvenes de todos los pueblos del Alfoz a partir de esa edad.
El servicio se ha contratado con a la misma empresa que el transporte escolar mencionado para los centros no adscritos. Aunque a este respecto el alcalde puntualiza que será así hasta que la Junta autorice para los sábados el servicio metropolitano, tal y como se ha solicitado, pero cuya tramitación tardará aún un tiempo.
En todo caso, se ha previsto que el autobús haga la primera parada en Arroyal a las 17:00 horas, cinco minutos después recogerá a los chavales en Quintanadueñas y a las 17:10 en Villarmero para llegar por la carretera de Santander hasta la Plaza de Bilbao, donde está previsto dejar a los chavales. Será en ese mismo punto donde los recogerá a las 23:00 horas para hacer el camino de vuelta. Tendrá un coste de 88 euros ida y vuelta cada sábado, que en principio pagará el Consistorio, pero luego, como sucede con el escolar, se pasará a los usuarios el recibo, a los que le saldrá al mismo precio que si utilizasen el metropolitano. La idea es que los chavales saquen un bono (de 10 ó 25 viajes) que recogerán en el Consistorio, con él podrán usar el bus. El metropolitano está financiado al 70% por la Junta y el 30% el Ayuntamiento. Se comenzará con un   autobús de 30 plazas hasta ver la demanda y si esta fuera alta, se cogería un autobús más grande. El sábado 16 de marzo se pone en marcha la iniciativa.