scorecardresearch

Visitas guiadas gratuitas al Monasterio Santa María de Rioseco

Europa Press
-

Voluntarios muestran en Semana Santa los trabajos de recuperación del antiguo centro religioso

Los voluntarios del Monasterio Santa María de Rioseco, ubicado en el Valle de Manzanedo (Burgos), ofrecerán durante esta Semana Santa visitas guiadas gratuitas para dar a conocer los trabajos de recuperación de este antiguo centro religioso. Las visitas, programadas de jueves a domingo, serán de 12.00 a 14.00 horas por las mañanas, y de 17.00 a 20.00 horas por las tardes. No es necesario reservar y si la afluencia de público lo requiere, se ampliarán las visitas a la semana de Pascua.

Recientemente se ha puesto en marcha la web www.monasterioderioseco.com, que cuenta con una aplicación para localizar y poder conocer el itinerario para llegar al monasterio. A través de esta nueva herramienta, unida al perfil de Facebook (https://www.facebook.com/MonasterioSantaMariadeRioseco) y a la cuenta de twitter (@SMariadeRioseco), los voluntarios pretenden poner en valor esta histórica construcción y dar a conocer la historia de este monasterio desde su fundación hasta la actualidad, apuntarse para la semana del voluntariado, visitar la tienda virtual y adquirir sus productos. Además, en el blog (http://santamariaderioseco.blogspot.com.es/) se recogen opiniones, curiosidades, detalles y novedades del monasterio.

Historia. El monasterio Santa María de Rioseco se encuentra en el Valle de Manzanedo, dentro de la comarca burgalesa de las Merindades y hasta hace cuatro años era un enorme monasterio al que la desamortización de Mendizábal, la naturaleza salvaje que crece a orillas del Ebro y los "despiadados saqueadores" estaban haciéndolo desaparecer.

En el año 2010, un grupo de personas del Valle de Manzanedo, con la ayuda de las pequeñas parroquias del entorno, se ocupó de la deforestación del monasterio en colaboración con la Asociación Forestal Burgos. Dirigidos por el párroco del valle, Juan Miguel Gutiérrez, un pequeño grupo de voluntarios entraron en 2011 en el interior de la iglesia y comenzaron a desescombrar y a colocar las piedras en su lugar original. En 2012 se trabajó sobre el claustro y en 2013, la reconstrucción del monasterio fue más amplia y se actuó en más lugares.

El pasado verano, más de 3.000 personas conocieron este monasterio a través de las visitas concertadas gratuitas, organizadas por los voluntarios.