'Los girasoles rotos' representará a Castilla y León en los Premios MAX

I.L.H. / Burgos
-

La obra del Ballet Contemporáneo de Burgos opta al Espectáculo Revelación • Compite con la del resto de comunidades autónomas

El espectáculo durante un ensayo en el Teatro Clunia en 2010. En primer plano, el actor Javier Semprún. - Foto: Jesús Javier Matías

Los premios más importantes del mundo de las artes escénicas cuentan en su edición de 2012 con una obra burgalesa entre sus finalistas. Los girasoles rotos, del Ballet Contemporáneo de Burgos, ha sido elegida para representar a Castilla y León en la categoría Mejor Espectáculo Revelación, al que puede optar una obra de cada Comunidad Autónoma.
La noticia de la candidatura burgalesa se difundió enseguida por las redes sociales. El director de la compañía, Alberto Estébanez, reconoció su sorpresa nada más enterarse: «Sabía que estábamos apuntados pero no que ya éramos finalistas de Castilla y León. ¡Os quiero! ‘compañeros del alma, compañeros’ -manifestaba orgulloso a sus colegas de Artesa (Artes Escénicas Asociadas de Castilla y León), la asociación encargada de elegir al finalista-. «Me pongo a trabajar para que nuestra presentación tenga el rigor que merecen las artes en Castilla y León», añadía.
El montaje, que está coproducido por el Instituto Municipal de Cultura, fusiona la poesía de León Felipe con la danza, el teatro, la pintura, los audiovisuales y el circo. Estrenado en junio de 2010 en el Teatro Principal, Los girasoles rotos es el espectáculo de mayor envergadura que ha llevado a escena el Ballet Contemporáneo de Burgos y en él participan, entre otros, la coreógrafa Sabine Dahrendorf(La Atlántida de La Fura dels Baus), el compositor Josep Sanou, la escenógrafa Sylvia Kuchinow (que se inspiró en la obra del pintor alemán Anselm Kiefer) y el actor Javier Semprún (Teatro Corsario). Precisamente el trabajo de este último fue reconocido en marzo de 2011 por la Unión de Actores de Castilla y León.
La producción supuso un año de trabajo y una inversión de 40.000 euros, de los que 12.000 los aportó el IMC. También ha contado con la ayuda de la Consejería de Cultural y Turismo de la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Cultura-INAEM. Con Los girasoles rotos, el Ballet Contemporáneo de Burgos ha sido la compañía que más funciones ha realizado en el año dentro de la Red de Teatros de Castilla y León.
Al margen de la categoría al Espectáculo Revelación, la Fundación de Autor y la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), organizadores del certamen, darán a conocer a los finalistas de los Premios MAX el próximo miércoles.
En esa fecha publicarán los nombres propios de quienes optarán a la manzana con antifaz diseñada por Joan Brossa en las 28 categorías del certamen. El año pasado la obra La función por hacer fue la gran ganadora con siete premios MAX.