Fiduero será en la primavera de 2021 y en formato virtual

I.M.L.
-

Para el próximo año, la feria multisectorial se adelantará al mes de abril y englobará otros eventos locales

Corte inaugural de la cita en la edición de Fiduero de 2019. - Foto: ICAL

La celebración de la Feria de la Ribera, Fiduero, en la capital ribereña habría alcanzado este año su 33 edición, pero la Concejalía de Promoción y Desarrollo del Ayuntamiento de Aranda, responsable de su organización, ya estaba trabajando en una modificación del modelo ferial, que consideran ya amortizado. La pandemia impediría además que se desarrollase este evento ya que, como recalca la edil de este área, Olga Maderuelo, "todas las actividades que conlleven un número de público muy grande concentrado en un espacio se van a suspender hasta 2021", incluida esta cita que abría el calendario del mes de septiembre.

De momento, y a la espera de que se imponga la nueva normalidad, Maderuelo adelanta que se va a trabajar para realizar una versión telemática de esta feria ribereña. "Estamos pensando hacer un Fiduero virtual, utilizando una herramienta en la que estamos trabajando que es una plataforma a modo de escaparate de las empresas de Aranda de Duero, donde todas las empresas y autónomos se van a poder dar de alta gratuitamente para enlazar sus fotos y empresa a su tienda on line o a su catálogo de servicios, haciendo una serie de conferencias sobre temas de actualidad, en las que el Ayuntamiento aparecería como patrocinador de las mismas acompañado por las empresas del sector", especifica la concejala.

De cara al año que viene, la intención del área de Promoción y Desarrollo es "dar una vuelta a todo y hacer cosas diferentes", entre las que destaca el cambio de concepto de Fiduero y su ubicación en el calendario. "Vamos a apostar por hacerlo en la primera mitad del año, como a finales de abril, juntádolo con otras ferias sectoriales como la de la construcción para hacer una feria mucho más potente", insiste Maderuelo, que no renuncia a que los distintos eventos feriales sirvan de escaparate presencial para el tejido económico de la capital ribereña y su entorno, y más en un periodo temporal en el que todo apoyo para fomentar e incentivar la reactivación económica será bienvenido.