El bajón de Michelin lleva al ERTE al 70% a Lógica Aranda

ADRIÁN DEL CAMPO
-

La compañía ribereña tiene más de cien empleados y se dedica a la logística de la marca francesa. Otras empresas locales también notarán la crisis de la rueda

Uno de los camiones de Lógica Aranda sale de la terminal de mercancías de la capital ribereña. - Foto: A. del Campo

En un primer momento la parada y ahora la bajada de la producción que ha sufrido el grupo Michelin en todas sus plantas y que en su fábrica de Aranda ha dejado, como apuntan desde CCOO, un descenso del 25% en su actividad, también se ha notado, se nota y se seguirá notando en todas las empresas que trabajan con el gigante de las ruedas. En la capital ribereña el efecto dominó ha repercutido con mayor fuerza en Lógica Aranda. Para esta compañía dedicada a los transportes su relación con la firma francesa representa "un porcentaje importante de trabajo", como apunta su representante, José Luis Olivella. La vinculación entre Lógica Aranda y el ritmo de trabajo de Michelin es tal que la caída de la producción de neumáticos ha llevado a la empresa ribereña a aplicar un ERTE que actualmente afecta al 70% de su plantilla, o lo que es lo mismo, a más de la mitad de los cien empleados que tiene la compañía de transportes.

José Luis Olivella explica que la relación de Lógica Aranda y Michelin viene de lejos, de 45 años atrás. La empresa local creció al ritmo de la fábrica de neumáticos de Allendeduero hasta llegar, a día de hoy, a encargarse de la logística entre las factorías de la marca francesa no solo a nivel local y nacional, sino europeo. De esta forma, la compañía nacida en la capital ribereña ha aumentado su actividad hasta convertirse en una marca internacional. En contra de lo que ahora mismo pueda parecer, Olivella no ve como algo negativo su dependencia de Michelin. El transportista afirma que una marca como la francesa, "líder de su sector, saldrá adelante". "Veo a Michelin mucho mejor que otras industrias relacionadas con el automóvil, esta por lo menos ha arrancado y a su vez nosotros estamos recuperando actividad", añade.

Lógica Aranda no es la única empresa de la capital de la Ribera del Duero que trabaja con Michelin o que indirectamente se beneficia de la presencia del gigante de los neumáticos en la villa, sino que hay una larga lista de entre la que han trascendido dos empresas como Por Blan y Lazo de Oro, la primera se encarga del mantenimiento eléctrico de la fábrica de ruedas y la segunda de arreglos en temas relacionados con bobinas. En ambas compañías locales afirman que su situación no se parece en nada a la que viven en Lógica Aranda e inciden en que a ellos  no les está afectando la bajada de la producción de neumáticos. En Lazo de Oro declaran de no les influye "de ninguna forma" porque su relación con Michelin representa una pequeña parte de su actividad industrial. Por su parte, en Por Blan apuntan que a pesar de que su relación con Michelin "no es de las más pequeñas", "en general" no les afecta la crisis de las ruedas porque no dependen únicamente de esta actividad. "Tenemos otros clientes", apostillan desde la empresa de la capital de la Ribera.

Servicios subcontratados. La factoría que tiene Michelin en Aranda de Duero no solo proporciona trabajo a los cerca de 1.300 empleados directos que tiene actualmente la planta, sino que la marca francesa a su vez tiene subcontratados diferentes servicios con otras compañías que operan dentro de la misma fábrica de neumáticos. Según informan desde el sindicato de CCOO las cuatro compañías subcontratadas son Clece, para la limpieza; Acciona, para mecánica; Ferrovial y Eulen, ambas para labores de logística interna, lo que comúnmente se conoce como carretillas. 

La bajada de la producción en la fábrica arandina de Michelin en una cuarta parte y la aplicación de un segundo ERTE recientemente aprobado y que se extenderá hasta mediados de septiembre ha llevado a algunas de estas subcontratas a analizar su situación. Por ejemplo, Ferrovial está "valorando  la situación  para  ver qué va a hacer". Más allá de esta frase no dan más detalles en la empresa, que no avanza si aplicará un ERTE, si hará reducciones de jornada, de plantilla... Actualmente Ferrovial tiene 90 trabajadores en la fábrica ribereña de Michelin y hay que recordar, según confirman desde UGT, que la empresa ya aplicó un expediente de regulación al principio de la crisis vírica. 

Según el mismo sindicato, la decisión de ir a un ERTE también la tomó Eulen en dicho momento, aunque desde esta compañía no han aportado más información sobre su situación actual y se remiten a Michelin para saber si tendrán que aplicar nuevas medidas, respuesta que tampoco ha llegado desde la marca francesa. Otra de las subcontratas, Acciona, tampoco se ha pronunciado. Por el contrario, en Clece afirman que no tienen conocimiento de ninguna reducción del servicio. Señalan que "la limpieza y desinfección en esta etapa tiende a reforzarse".