La feria de coches, en el aire

L.M.
-

Una vez que ha quedado descartada la celebración en la calle, abogan por que, si la situación lo permite, se pueda organizar en cada establecimiento para dar un impulso a las ventas

La Feria delAutomóvil se celebra en el paseo de Atapuerca y la plaza de Santa Teresa desde hace años. - Foto: Patricia González

La polémica saltó a principios de marzo. La nueva corporación municipal, que llevaba en el cargo desde las elecciones de junio, trasladó a la Asociación de Concesionarios de Burgos (Aconauto) su negativa a que la décima edición de la Feria del Automóvil se celebrara en el paseo de Atapuerca, a los pies del Museo de la Evolución Humana. El concejal de Industria, Leví Moreno, explicó al gremio que no veían coherente estar lanzando un mensaje constante para reducir las emisiones de dióxido de carbono y a la vez estar concentrando en pleno mes de junio decenas de coches diésel o gasolina. Es por ello que planteó dar una vuelta al evento, centrándolo más en los vehículos híbridos o eléctricos, o bien moverla a otra parte de la ciudad.

Sin embargo, desde Aconauto se mostraron contrarios a ello, aunque sí que se abrieron a aumentar el porcentaje de automóviles respetuosos con el medio ambiente. Hasta la fecha las negociaciones seguían abiertas para concretar una propuesta de cara a la celebración de la misma, días antes de las fiestas de San Pedro y San Pablo, pero la llegada de la crisis de la COVID-19 y el consecuente estado de alarma ha trastocado todos los planes por completo. «Ahora mismo creo que ni lo vamos a plantear al Ayuntamiento, ni para retrasarlo. Creo que con lo que tenemos encima no es una prioridad», apunta Carlos Arce, presidente de Aconauto.

No obstante sí abre la puerta a que, si se retoma la actividad en los concesionarios, respetando las preceptivas medidas de seguridad y de aforo que marquen las autoridades, se pueda desarrollar en cada establecimiento. De esta forma rescatan una idea que ya habían barajado si el Consistorio se negaba a dejarles sacar los coches a la calle, y que ahora ven como más factible. «Todo va a depender de la desescalada y siempre después de verano», apunta Arce, que aboga por «establecer prioridades» cuando puedan regresar a sus puestos de trabajo. «Muchos compañeros están buscando financiación, vías para aumentar sus canales de venta o cómo gestionar los ERTE y ahora no tienen en mente la Feria del Automóvil», recuerda el presidente de Aconauto, que aglutina casi medio centenar de marcas.