Una plataforma 'vigilará' la llegada médicos a la Demanda

L.M.
-

Asociaciones de Quintanar, Canicosa, Vilviestre o Regumiel celebran que la Consejería cubra «por fin» las plazas que estaban vacantes pero admiten que no descartan «nada» si no cumplen con lo acordado

Una plataforma ‘vigilará’ la llegada médicos a la Demanda

Contentos pero con aún ciertas reservas. Así se mostraron ayer los vecinos de Quintanar, Canicosa, Vilviestre, Palacios, Neila o Regumiel, entre otros muchos, que se acercaron hasta el salón del Ayuntamiento del primero, cabeza de la comarca de La Demanda, donde leyeron el comunicado de la Gerencia Regional de Salud que anunciaba la incorporación, en las próximas semanas, de los tres médicos que el Área de Salud venía reclamando desde hace años, y que por fin verán cómo se cubre su plaza.
En turnos de 10 minutos cada uno, los representantes de las asociaciones vecinales y los alcaldes de los municipios convocados fueron interviniendo para mostrar su beneplácito por el anuncio, el proceso que les ha llevado hasta allí o la falta de información que ha guiado a los habitantes durante las últimas fechas, donde se han intensificado las protestas ante la falta de facultativos. El principal acuerdo al que se llegó fue la creación de una plataforma que agrupe a todos los colectivos afectados, a través de la cual poder hacer una fuerza común y estar más unidos. También se entregaron una especie de hojas de reclamación o sugerencias para que todo aquél que lo precise pueda emitir su queja, a título personal, hacia la Consejería de Sanidad de la Junta. «Los ayuntamientos somos los más interesados en que todo esto se solucione», aseguró Montserrat Ibáñez, alcaldesa de Quintanar de la Sierra y presidenta de la Mancomunidad.
Aunque han logrado que la propia administración active el trámite para que los médicos que consolidaron su plaza en la última oposición puedan, finalmente, optar a ella, sus exigencias no se han venido abajo, y anuncian que estarán vigilantes para que ese proceso no se detenga. «Ha sido todo casi inmediato», recuerda Ibáñez, que explica que el pasado martes se reunieron con el gerente de Atención Primaria y con el delegado de la Junta, a los que transmitieron su temor ante la falta de facultativos.Sin embargo, el comunicado por parte de la Consejería llegó el viernes para sorpresa de los vecinos. «A ver cómo van transcurriendo los plazos que se van dado, confiemos, aunque no descartamos tomar las acciones pertinentes si se dieran las circunstancias», sentencia Montserrat Ibáñez, que se mostró a disposición de todos los habitantes para transmitir las quejas a los políticos regionales.