Absuelto un hombre acusado de agredir sexualmente a su hija

F.L.D.
-

La Sala sí le responsabiliza de un delito de maltrato doméstico habitual, por el que le condena a 2 años de prisión

Absuelto un hombre acusado de agredir sexualmente a su hija - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

f.l.d. / miranda
La Audiencia Provincial de Burgos ha condenado a 2 años de prisión a F.S.C., un hombre de 56 años natural de Miranda de Ebro por un delito de violencia habitual en el ámbito doméstico hacia su hija. No obstante, el acusado se enfrentaba a una pena de 20 años de cárcel por una presunta agresión sexual con acceso carnal que el magistrado ponente no consideró probada y de la que finalmente fue absuelto. 
La sentencia de la SecciónPrimera sostiene que el ahora condenado llevó a cabo «un comportamiento agresivo dentro de la convivencia familiar», en especial hacia su hija, a la que «golpeaba con la mano por no estar conforme con las compañías que ésta frecuentaba». Este comportamiento, según el magistrado, «se reiteró en el tiempo», si bien no se determinó el número de ocasiones, ni las fechas en las que tuvo lugar ni tampoco las lesiones que le causó. 
A este respecto, F.S.C. sí reconoció en su declaración que pegó a su hija «alguna vez que otra», aunque matizó que este tipo de agresiones se produjeron porque se trataba «de una niña un poco rebelde». Esta declaración fue ratificada por parte de su mujer y madre de la denunciante, quien no obstante observó que la joven era «muy manipuladora». 
En su declaración, la progenitora descartó la acusación de agresión sexual continuada desde que la joven contaba con 14 ó 15 años. La sentencia emitida por la Audiencia Provincial considera que «no ha quedado acreditado que, desde el mes de abril de 2013 hasta el 23 de octubre de 2016, F.S.C. hubiese solicitado ni hubiese mantenido relaciones sexuales consistentes en penetración vaginal, eyaculando en el exterior, con su hija», explica. 
La decisión judicial está motivada por diversos informes médicos que descartaban cualquier tipo de lesión en genitales externos, así como en mamas y en la región anal y perianal. Igualmente, en las muestras extraídas de la vagina de la denunciante no se detectaron restos de semen humano. 
La acusación particular de la joven sostenía, además, que su padre la llegó a atar a la pata de la cama con una cadena colocada en un tobillo por lo que sufrió varias lesiones en el pie. Sin embargo, y también tras una exploración médica y las diferentes pruebas testificales, la sentencia de la Audiencia Provincial tampoco lo considera acreditado. 
Por todo ello, aparte de la absolución por el delito de agresión sexual continuado, el Juez descarta la comisión de un delito contra la integridad moral y otro de obstrucción a la justicia. Sí le condena, además de los 2 años impuestos por violencia doméstica, a 4 años y 6 meses de privación del derecho a la tenencia de armas y a la prohibición de acercamiento a su hija, junto a la imposibilidad de comunicarse con ella durante un periodo de 3 años.