Sanidad considera la situación «preocupante pero sin alarma»

SPC
-

La Junta lanza un mensaje de tranquilidad, a pesar de que tanto los brotes como las zonas de alto riesgo crecen diariamente

Sanidad considera la situación «preocupante pero sin alarma»

Los miembros del Gobierno autonómico interrumpieron ayer sus vacaciones para analizar la situación sanitaria de la Comunidad en un Consejo de Gobierno celebrado por videoconferencia. Tras el encuentro, el vicepresidente y portavoz, Francisco Igea, envió un mensaje de tranquilidad a la población y garantizó que la Junta adoptará todas las medidas que sean necesarias para que no vuelva un contagio masivo del coronavirus.
De momento, la situación es «preocupante, pero no de alarma» incidió Igea tras asegurar que se va a poner en marcha toda la capacidad de diagnóstico disponible (actualmente se hacen más de 2.000 pruebas diarias), a la vez que todos los hospitales de la Comunidad han activado su plan de contingencia por si fuera necesario.
El portavoz reconoció que el aumento de los casos y la incidencia acumulada es «lenta pero imparable», por lo que reclamó la colaboración y responsabilidad de todos los ciudadanos. Asimismo, garantizó que la Junta «analiza diariamente» la evolución de la infección para «tomar todas las decisiones que son necesarias para frenar su crecimiento y evitar una situación como la de marzo a mayo».
Más casos y brotes.

A pesar de todo ello, los casos positivos siguen aumentando diariamente en Castilla y León. Ayer mismo Sanidad notificó 224 nuevos casos de covid-19 confirmados por la prueba PCR, 47 más que el pasado el miércoles, de los que 13 se diagnosticaron en las últimas 24 horas. Además, hubo que lamentar un fallecido por esta infección en hospitales, concretamente en el Río Hortega de Valladolid, con lo que la cifra se eleva a 2.076 muertes, según los datos facilitados por la Consejería.
Asimismo, los brotes siguen disparados y ya son 118 activos de SARS-CoV-2, 12 más que el miércoles, con 725 personas contagiadas vinculadas (97 más que el día anterior). Hay que tener en cuenta que se trata de brotes latentes, cuya cifra es el resultado de la apertura de aquellos que son nuevos menos los que la Junta decide cerrar por haber superado los casos positivos la infección sin riesgo de propagación.
De estos focos, el 65 por ciento corresponde al ámbito familiar, un 20 por ciento al ocio y un 10 al aspecto laboral. Además, existe uno abierto en una residencia de ancianos de Valladolid, con una persona contagiada. Al respecto, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, señaló que en este tipo de instalaciones ya se establece como brote con un solo caso.
La Junta insistió ayer en sus recomendaciones de restringir el contacto social «al máximo», evitar reuniones de más de 10 personas y limitar la exposición en espacios cerrados en 77 zonas de salud de la Comunidad, donde la incidencia es superior a cinco casos por cada 10.000 tarjetas sanitarias y que se expresa en color naranja en el mapa del portal abierto del Gobierno regional. Son siete territorios más que el miércoles, dado que se incorporan a esta categoría una decena de ellas pero la abandonan, por mostrar mejor tasa, otras tres, concretamente las de Vitigudino (Salamanca), Gamonal Antigua (Burgos) y Villalpando (Zamora), según informa Ical.
Por el contrario, las diez nuevas zonas de salud que figuran en naranja en el mapa de Sanidad son, en Palencia, las de Saldaña y Cervera de Pisuerga; en Salamanca, las de Lumbrales y La Alberca; en Segovia, la de Navafría; en Valladolid, las de Esguevillas de Esgueva, La Victoria y Canterac; y en Zamora, las de Sanabria y Villarrín.