PSOE y opas exigen a la Junta medidas contra la especulación

SPC
-

Demandan al Ejecutivo autonómico un plan inmediato de actuación en la lucha del control de la fauna salvaje

Luis Tudanca.

El secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, las organizaciones profesionales agrarias (opas) y Urcacyl exigieron hoy al Gobierno regional que utilice la Junta de Arbitraje y el mediador de la cadena de valor para evitar la “especulación que se está produciendo con motivo de la crisis del Covid-19”, que está impactando sobre el sector.

El PSOE informó de que así se acordó en la reunión virtual mantenida hoy por el líder socialista con los representantes de las opas y Urcacyl, encuentro en el que también estuvieron presentes la viceportavoz en las Cortes, Virginia Barcones, y el portavoz en la materia, Juan Luis Cepa. En la reunión se analizó la situación del sector agrícola y ganadero de Castilla y León, por la crisis actual de Covd-19 y todos coincidieron en que, ahora más que nunca, se trata de un sector “estratégico”, según un comunicado recogido por Ical.

PSOE y opas también acordaron, una vez permitido por el Ministerio, exigir a la Junta de Castilla y León un plan inmediato de actuación en la lucha del control de la fauna salvaje, que sea liderado por la Administración autonómica y, a ser posible, con medios propios.

Ante el inicio de las campañas de saneamiento, se pidió al Gobierno autonómico que proporcione a los veterinarios los medios de protección adecuados, como se hace con los profesionales sanitarios. También se abordó la necesidad urgente de una campaña de sensibilización hacia los pequeños productores de queso y leche.

Por su parte, se reconoció expresamente en el encuentro la gran capacidad de “aguante y funcionamiento” en este período de Estado de alarma de las cooperativas, con lo que se pidió a la Junta de Castilla y León una prórroga de un año para la adaptación de sus estatutos.

También se pidió que la Junta empiece a trabajar en la creación de una lonja o lonjas sectoriales a nivel autonómico, por su conocimiento de cada uno de los sectores. Finalmente, los participantes en la reunión coincidieron en la necesidad de que se aborde un cambio en el modelo productivo, también el agrario, para que, tras esta crisis, podamos salir más fortalecidos.

Luis Tudanca expuso a los representantes del sector el plan contra la crisis del Covd-19 presentado a la Junta de Castilla y León, por un importe que supera los 3.000 millones de euros, e hizo especial mención a las propuestas que beneficiarían al sector, entre las que figuran la creación de un fondo de contingencia agraria por valor de 50 millones de euros.

Asimismo, resaltó su apuesta por realizar una campaña de promoción de consumo casero de alimentos de calidad; instaurar ayudas por parte de la Junta de Castilla y León al almacenamiento privado (sacrificio y congelado); o la puesta en marcha de una línea de ayudas para los ganaderos afectados que sea complementaria a las que ha dispuesto el Gobierno central para los autónomos.

Respecto al fondo de contingencia, durante la reunión se concluyó que si el Ejecutivo autonómico hubiera atendido esta propuesta del PSOE, el sector “ya se podría haber beneficiado de ello en tres ocasiones, tras la sequía de 2017, la de 2019 y esta crisis que nos afecta ahora”.

Respecto a las medidas adoptadas por el Gobierno de España, se ha valorado el decreto 2020, que garantiza mano de obra necesaria para las labores del campo; de hecho, el real decreto-ley incorpora “un necesario elemento de flexibilidad” para que su aplicación se ajuste a las demandas de las necesidades del sector en cada autonomía.

Asimismo, se abordó en el encuentro el real decreto para implementar una medida de apoyo a los ganaderos de ovino y caprino, que permitirá establecer un régimen de sacrificio indemnizado para corderos, con el objeto de dar salida al exceso de oferta de lechazos, afectados por el cierre de restaurantes.

Además, se debatió sobre otra de las medidas solicitadas por España, la posibilidad de reasignar fondos para evitar su pérdida, que también se pondrá en marcha. En este sentido, se recordó que los Estados miembro podrán reasignar el dinero que no se haya usado en los PDR, en lugar de tener que devolverlo al presupuesto comunitario. Dado que ese dinero tendrá que emplearse en el marco de cada PDR, se acordó en el encuentro estudiarlo con más calma, hasta que no esté claro si se puede prorrogar o no el PDR actual. En caso de que no se prorrogue, antes de que se pierdan fondos, se propone destinarlos a ayudar a los agricultores y ganaderos que coticen a la Seguridad Social.